Reverendo SOS

Vitaminas y minerales (I)

Las vitaminas son micronutrientes que cumplen una función reguladora: por ejemplo, la vitamina C tiene un papel antioxidante, la vitamina D fortalece los huesos, etc. Una dieta variada suele bastar para garantizar su aporte.

Pilar Riobó·10 de marzo de 2017·Tiempo de lectura: 2 minutos

Los micronutrientes son sustancias esenciales para el organismo, pero se requieren sólo en muy pequeñas cantidades. Incluyen las vitaminas y los minerales, ambos con una esencialmente función reguladora, pues ayudan en la metabolización de los otros nutrientes (por ejemplo, son necesarios para que la glucosa se queme y produzca energía). 

En este momento nos referiremos a las vitaminas, dejando a los minerales para un artículo posterior.

Las vitaminas se clasifican en liposolubles (las vitaminas A, D, E, K) e hidrosolubles, que son el resto: las vitaminas B1 o tiamina, B2 o riboflavina, B3 o niacina, B5 o ácido pantoténico, B6 o piridoxina, B12 o cianocobalamina, ácido fólico y vitamina C.

La vitamina C está relacionada con los procesos de óxido-reducción celular, en los que juega un papel antioxidante. 

La vitamina A tiene tanto una función antioxidante como otra de mantenimiento de los epitelios y las mucosas. 

Las vitaminas del grupo B actúan principalmente como reguladoras del metabolismo intermediario de los carbohidratos y de las proteínas. 

Por su parte, la vitamina B12 está relacionada con la síntesis de glóbulos rojos y con la función cerebral. Se encuentra en alimentos de origen animal, y por lo tanto en vegetarianos estrictos puede producirse una carencia. También tienen un cierto riesgo de carencia de vitamina B12 los ancianos y las personas que consumen de forma continuada (durante años) ciertos fármacos como metformina (para la diabetes) y omeprazol (para el estómago); el cuadro clínico es de anemia megaloblástica (llamada así porque los glóbulos rojos son más grandes de lo normal) y alteración del funcionamiento cerebral (demencia), e incluso de parálisis de los miembros.

La vitamina D se forma en la piel por acción de los rayos ultravioleta del sol. Está involucrada en el metabolismo fosfo-cálcico: favorece la absorción del calcio, y ayuda a formar y mantener los huesos fuertes. 

Tiene, además, otras funciones. Por ejemplo, es importante para que los músculos funcionen adecuadamente y así contribuye a reducir las caídas en ancianos; y algunos estudios sugieren que puede ayudar a prevenir la diabetes mellitus, hipertensión y muchos cánceres. 

Asimismo interviene en la función inmunológica, y es capaz de destruir el bacilo de la tuberculosis. Quizás ésta sea la razón por la que a los pacientes con tuberculosis, antes de la era antibiótica, se les exponía al sol. A pesar de todo, alrededor del 35 % de los adultos jóvenes y hasta el 60 % de los adultos de mayor edad presentan deficiencias de esta vitamina. A ello contribuyen la falta de exposición a la luz solar en los meses de invierno (¡a pesar de encontramos en un país tan soleado como el nuestro!), el uso de cremas con factor de protección muy elevado y las dietas bajas en vitamina D. 

Finalmente, la vitamina E es un importante antioxidante, y la vitamina K está involucrada en los procesos de coagulación.

Las fuentes alimentarias de las principales vitaminas se muestran a continuación:

  • Vitamina A: se encuentra en la mantequilla, la yema de huevo, la leche entera y las frutas;
  • Vitamina D: se ingiere con los aceites de pescado, el salmón, el arenque, loa huevos, la leche fortificada y el aceite de hígado de bacalao; también se puede formar en la piel por la acción de los rayos ultravioleta;
  • Vitamina E: la aportan los aceites vegetales, los frutos secos y las verduras;
  • Vitamina K: contenida en vegetales, cereales, carne y leche;
  • Vitamina C: la aportan las frutas (principalmente cítricos) y las hortalizas;
  • Vitaminas del grupo B: se encuentran en legumbres, huevos, cereales, levadura de cerveza;
  • Ácido fólico: vegetales, carne, huevos;
  • Vitamina B12: carne, huevos, pescado, leche.
El autor

Pilar Riobó

Médico especialista en Endocrinología y Nutrición.

Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica