Ecología integral

“La corrección política puede convertirse en instrumento de opresión de libertades”

Así lo proclama Rafael Sánchez Saus, director del Congreso de Católicos y Vida Pública 2021, que en su 23 edición tendrá lugar del 12 al 14 de noviembre en Madrid, organizado por la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) y la Fundación Universitaria San Pablo CEU. El Congreso analizará el tema Corrección política: libertades en peligro.

Rafael Miner·21 de junio de 2021·Tiempo de lectura: 4 minutos
Rafael Sánchez Saus

El año pasado, a pesar de la pandemia, se pudo celebrar el Congreso, en torno a la defensa de la vida. No fue presencial, “pero tuvo gran proyección, gracias a los medios de comunicación y a las nuevas tecnologías, con seguimiento alto, quizá más grande que el anterior. El Congreso de este año tiene como tema Corrección política: libertades en peligro, y confiamos se celebre con plena normalidad o casi cercanos a ella”, comenzó señalando en una reunión con periodistas, Rafael Sánchez Saus, que  estará también al frente de la edición de este año, en noviembre.

A continuación, añadió: “El tema esta vez no es quizá tan obvio como la vida, la libertad de enseñanza o la acción de la Iglesia, planteados en los anteriores. De hecho, hay personas que no saben exactamente a qué nos referimos. Por tanto, hace falta explicar el porqué de este asunto”. La idea original es de la Asamblea general de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), que en octubre de 2020 planteó profundizar en el fenómeno de la “corrección política, de imparable crecimiento en Occidente”. Y la Comisión Ejecutiva del Congreso decidió en enero de este año apoyar esa opción y dedicar el 23 Congreso “a esta inquietante cuestión”.

Su reflexión comenzó aludiendo a los dos mil años de cristianismo y al acervo cultural de Occidente. “Pienso que cuando se nos habla de corrección política, con independencia de las ideas que tengamos acerca de la sociedad, de nuestras propias ideas políticas, todos identificamos un conjunto de ideologías inicialmente dispersas, quizá unidas por la ideología de género como elemento más visible, aunque pueda haber otros, que están planteando a la sociedad, desde la política, la exigencia de un profundo cambio cultural y de actitudes que llega a la mentalidad de la gente”.

cartel congreso

“A nosotros nos preocupa esto como católicos, como ACdP, y personalmente, como director de este Congreso, por dos cuestiones. La primera, porque a lo que aspira en realidad la corrección política en su conjunto es a un cambio del canon cultural. Al reformular el canon cultural de Occidente, y hacer una crítica demoledora sobre las verdaderas raíces culturales, eso tiene unas consecuencias tremendas sobre el legado cultural cristiano”.

“El cristianismo”, continuó Rafael Sánchez Saus, “a lo largo de sus dos mil años, ha creado una civilización con expresiones muy diferentes, según el momento, según la geografía, pero en el que prácticamente, y creo que en eso hay un amplísimo consenso, al menos en el campo de la historia, que es el mío propio, se han inspirado buena parte de los avances que se han producido en los últimos dos mil años, en casi cualquier lugar donde el cristianismo ha sido recibido”.

Se redefinen el bien y el mal

“El peligro que se empieza a ver en las últimas décadas, es que se comienza a cuestionar la base misma de esas aportaciones. Todo lo que era bueno, resulta que ahora es discutible, es malo, o exige una relectura. La cosa va incluso más allá, y esto justifica plenamente que debamos ocuparnos de la corrección política. Aparte del peligro que todo esto supone para la transmisión de la fe, para la adhesión de los propios católicos a su historia, a su tradición, sin la cual es difícil en el mundo de hoy mantenerse también como católicos, hemos de ser conscientes de que todo esto está llevando a una propia redefinición del bien y del mal. Esto es de una gravedad tremenda para todos aquellos que nos adherimos a la visión del bien, que procede de las tablas de la Ley, y que después naturalmente a través los Evangelios, queda completamente definido en el ámbito cristiano.

Esa redefinición del bien y del mal que en muy poco tiempo hemos observado, primero con preocupación y perplejidad, y luego con verdadera alarma, lleva a una dificultad cada vez mayor, no sólo ya para la transmisión de la fe, sino para anunciarla. Esto es algo que en algunos países, por ejemplo en Estados Unidos, ha comenzado a verse desde hace algún tiempo, y también en Europa”, afirmó el director del Congreso.

“El cristianismo, relegado a lo negativo”

En el encuentro, Rafael Sánchez Saus señaló que desde el ámbito de la política, desde el ámbito de la legislación, ha comenzado “mediante esa confusión, ese hecho tan propio de nuestro tiempo, de confundir lo legal con lo moral, y comienza a definirse lo que es bueno y lo que es malo. Y el cristianismo, con su código moral, queda en muchos casos en lo políticamente incorrecto, en lo negativo, en aquello que solo ha contribuido al mantenimiento de estructuras que hoy se sienten como estructuras de opresión.

“Contra esto es contra lo que el Congreso, en el fondo, pretende levantarse”, subrayó el catedrático. “Y conviene advertir: cuidado, porque la corrección política, que se nos presenta muchas veces como un instrumento de liberación de las minorías oprimidas históricamente, puede convertirse en un instrumento de opresión real de las libertades ciudadanas, de las libertades cívicas, y no digamos de las libertades propiamente religiosa, comenzando por la libertad de conciencia, y siguiendo por la libertad de expresión de aquello que la conciencia nos dicta”.

Personalidades destacadas

La presencia eclesial en el Congreso vendrá a través de Mons. José Gómez, arzobispo de Los Ángeles y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), que se referirá en especial a los efectos de la corrección política en la libertad religiosa, informó Rafael Sánchez Saus. Entre los ponentes figura el polaco Ryszard Legutko, filósofo y portavoz en el en el Parlamento europeo del partido Ley y Justicia; el historiador e intelectual Rémi Brague, profesor emérito de la Universidad de la Sorbona; la vicepresidenta de la Fundación Villacisneros, María San Gil; el actor y dramaturgo Albert Boadella, y el ex director de ABC, Bieito Rubido. Además, como es habitual, habrá varios talleres sobre ámbitos diversos. En el Taller Joven moderará el coloquio el colaborador de omnesmag.com, Javier Segura.

Afecta a numerosos campos

La corrección política, según el director del Congreso, tiene su expresión en diversos campos, y está implicando ya al ámbito de la familia, de la educación, a la memoria, “también la memoria histórica, en España concretamente, porque no piensen que esto es un problema sólo de España, aunque aquí lo vivamos con especial intensidad. El problema de la memoria se está manifestando no sólo en una guerra civil, sino en ese legado de la cultura occidental prácticamente en toda Europa, y lo vemos en América. Hace unos días, por ejemplo, veíamos cómo en Colombia se están retirando, tirando abajo, las estatuas de Colón, un personaje que ha dado a luz el nombre del propio país”.

Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica