Ecología integral

Dr. Gómez Sancho: “En media España no hay cuidados paliativos”

“Se debería haber comenzado por desarrollar los cuidados paliativos, que no haya 75.000 enfermos que se mueren cada año con un sufrimiento intenso”, ha señalado el Dr. Gómez Sancho al presentar la Guía de Sedación Paliativa 2021.

Rafael Miner·22 de julio de 2021·Tiempo de lectura: 6 minutos
presentacion guia sedacion paliativa

“En media España no hay cuidados paliativos. ¿Qué tipo de decisión va a tomar el enfermo cuando la ley dice que hay que explicarle los cuidados paliativos disponibles?

¿Entre qué va a elegir?”, se preguntó el Dr. Marcos Gómez Sancho, que ya en 1989 comenzó a trabajar en Medicina Paliativa, con la creación de una Unidad especializada en el Hospital de Gran Canaria Dr. Negrín, y que coordina en la actualidad el Observatorio de Atención Médica al Final de la Vida del Consejo de Colegios de Médicos.

Los enfermos posibles candidatos a solicitar la eutanasia son fundamentalmente dos grupos, señaló el experto paliativista. “Los enfermos oncológicos y similares en situación avanzada o fase terminal, y los enfermos crónicos, personas ancianas con enfermedades invalidantes, que requieren un modelo de atención socio-sanitaria residencial. Pues las dos situaciones, las dos, son escandalosamente deficientes en España. Hoy nos consta que aproximadamente 75.000 enfermos españoles mueren cada año con un sufrimiento intenso, porque no tienen acceso a cuidados paliativos. Y eso es algo que no se debería permitir”, afirmó.

“El otro grupo de enfermos que pueden ser candidatos a solicitar la eutanasia son los enfermos mayores con enfermedades crónicas, degenerativas y evolutivas, discapacitantes, que necesitan centros socio-sanitarios para ser atendidos.

Pues bien, que sepan que en España faltan 71.000 camas de este tipo, que se dice pronto”.

En este punto, el doctor realizó un inciso para especificar que “hay problemas económicos. Según el portavoz de la Fundación Luzón, que estudia y ayuda a los enfermos con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), el 94 por ciento de los enfermos no tienen recursos para poderse financiar de manera privada los cuidados que necesitan.

Entonces, si no hay acceso a una plaza pública residencial, porque faltan 71.000 camas, y sólo el 6 por ciento se pueden pagar una privada, está clara cuál es la situación”.

Porque “cada día se mueren 160 enfermos esperando, en una siniestra lista de espera, que les llegue la ayuda a la dependencia, a la que tienen derecho, porque ya han sido evaluados, y les ha sido concedida”.

Su conclusión, situando el contexto en la reciente entrada en vigor de la ley de eutanasia, es “que se debería haber comenzado por ahí; es decir, por desarrollar los cuidados paliativos, que no haya 75.000 enfermos que cada año se mueran con un sufrimiento intenso, porque no tienen acceso a cuidados paliativos. Y que haya centros socio-sanitarios suficientes para que estos pacientes crónicos, con enfermedades degenerativas, puedan ser atendidos adecuadamente”.

“Lo urgente no era legalizar la forma de acabar con un enfermo”, subrayó, “sino que nadie tenga que esperar diez años a que le pongan en sus manos los recursos que necesita, y que no se tenga que ver obligado a acabar con su vida o a pedir a su marido o a su mujer que acabe con ella. Esto es lo primero que había que haber hecho, antes que desarrollar una ley de eutanasia”.

Guía de Sedación Paliativa 2021

En todo caso, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos han aportado hoy una solución médica ante el sufrimiento intenso, es decir, una Guía de Sedación Paliativa 2021, documento que pretende servir de guía para la buena praxis y para la correcta aplicación de la sedación paliativa.

“Este texto nace en un momento crucial, y juega un papel esencial, que es el que debe jugar el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), y es proporcionar y generar herramientas que sean verdaderamente útiles en la práctica asistencial, en el día a día”, señaló el Dr. Tomás Cobo Castro, presidente del CGCOM.

“Esta Guía de Sedación Paliativa es precisamente eso, una herramienta tremendamente práctica, directa, en la que se marcan protocolos y el uso de determinadas drogas [medicamentos] en la sedación paliativa”, añadió el Dr. Cobo Castro, que estuvo acompañado del secretario general, Dr. José María Rodríguez Vicent, y del Dr. Marcos Gómez Sancho. La guía ha sido elaborada por el Observatorio de Atención Médica al Final de la Vida del CGCOM, y SECPAL, pone en valor la sedación paliativa como una buena práctica médica, y puede descargarse a través de la web del CGCOM y del código QR para llevarla siempre consigo.

“Sedación, muy diferente a la eutanasia”

“Hay gente que confunde la sedación paliativa con eutanasia, y no es en absoluto lo mismo, ni siquiera parecido”, comenzó explicando el Dr. Gómez Sancho. “Se diferencian por varias cosas. Primero por la intención. La intención de la sedación paliativa es aliviar el sufrimiento del enfermo, mientras la intención de la eutanasia es acabar con la vida del enfermo”.

“También son distintos los fármacos que se utilizan. En la sedación paliativa se utiliza en primer lugar y casi siempre benzodiazepinas, concretamente el midazolam,

Algunas veces, en casos de delirium hiperactivo, hay que utilizar otros medicamentos, e incluso barbitúricos. Sin embargo, en el caso de la eutanasia, se utilizan directamente barbitúricos.

“También es diferente el procedimiento. En la sedación paliativa se utilizan las dosis mínimas para conseguir nuestro objetivo, que es disminuir la conciencia del enfermo, y que no sufra. Sin embargo, en el caso de la eutanasia, se utilizan dosis directamente letales”.

“Y luego el resultado. El resultado de una sedación paliativa es un enfermo sedado, dormido, sin sufrir. El resultado de la eutanasia es un hombre muerto. También está la supervivencia. En el caso de la sedación paliativa, puede ser de horas, e incluso algún pequeño número de días. En el caso de la eutanasia son escasos minutos, tres, cuatro, cinco minutos”.

“Por lo tanto”, concluye el prestigioso paliativista, “es bien diferente una cosa de otra. Si bien es verdad que lo que les separa es una raya muy fina, es una raya perfectamente nítida, y que diferencia muy bien lo que es un acto médico, de lo que es un acto eutanásico. La sedación paliativa es una herramienta que debe ser conocida por todos los médicos españoles, porque no hay prácticamente ningún médico que no tenga que atender en algún momento de su carrera profesional, a un enfermo al final de su vida. Y tiene que saber que existe este tratamiento, y tiene que saber aplicarlo perfectamente”.

“Por eso felicito a la OMC [Organización Médica Colegial], por haber editado esta guía de bolsillo, porque con ella ni puede haber ningún médico que diga que no saber hacerlo, porque está perfectamente claro y detallado cuándo y cómo tiene que hacer un médico la sedación `paliativa a su paciente”.

La mitad de los pacientes la necesita

“La guía explica con detalle los pasos a seguir para la sedación paliativa”, añadió el Dr. Gómez Sancho. “Se ha añadido además la sedación paliativa en niños, en pediatría, y también la sedación paliativa en casos de sufrimiento existencial refractario. Es un documento extraordinariamente importante, para que llegue a todos los médicos españoles, residentes, estudiantes de Medicina, etc.

A su juicio, “se trata de un recurso imprescindible hoy para afrontar el final de la vida de nuestros pacientes, porque creemos que entre el 50 y el 60 por ciento de os enfermos al final de la vida van a necesitar sedación paliativa, para tener un final apacible, digno, y en su momento”.

“Es muy importante”, añadió, “porque con este tratamiento, con la sedación paliativa, no debería hacer falta ningún otro tipo de actuación con ningún paciente al final de la vida. Porque con una sedación paliativa perfecta, estricta y rigurosamente aplicada, ninguna persona tiene que morir con dolor ni con ningún otro síntoma estresante”.

“Por lo tanto, pienso que por ahí se debían haber empezado las cosas, porque de esta manera, como digo, evitaríamos que ninguna persona vaya a morir con un sufrimiento intenso, provocado por uno o más síntomas particularmente estresantes”.

Además, aseguró el doctor, “la sedación paliativa hay que aplicarla cuando el enfermo la necesite. Evidentemente, hay que evaluar enfermo a enfermo, y si un enfermo está necesitando la sedación paliativa, no nos tenemos que fijar demasiado en cuánto tiempo le queda de vida a este paciente, sino aplicar el tratamiento en el momento que lo necesite”.

Demanda de ley de cuidados paliativos

En el turno de preguntas, “el presidente de la OMC, Dr. Cobo Castro, reconoció que “nos hemos aburrido de pedir una ley de Cuidados Paliativos, y también nos hemos aburrido de pedir, cuando se elaboró la ley de eutanasia, que hubieran contado más con los profesionales sanitarios”.

El Dr. Gómez Sancho confirmó el hecho, y aseguró que “la demanda de una ley de cuidados paliativos la ha hecho esta casa de modo persistente. Y lo hemos hecho también desde la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, y desde el propio Observatorio”.

El médico paliativista añadió que “la petición no ha sido atendida hasta el momento por ningún partido político. Llevamos más de 30 años intentado que se haya una ley de Cuidados Paliativos. Esto es un aviso a navegantes de todos los partidos políticos, porque en estos treinta y tantos años, han pasado por el Ministerio de Sanidad todos los partidos políticos, y han hecho caso omiso a nuestra propuesta. Porque lo prioritario no es una ley de eutanasia. Lo prioritario debería haber sido hacer una ley para atender a los enfermos de manera que no tengan que solicitar la eutanasia. Porque hemos empezado la casa por el tejado”.

Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica