Una coincidencia histórica

17 de junio de 2016·Tiempo de lectura: < 1 minuto

Hace ochocientos años san Francisco de Asís solicitó una indulgencia para quienes acudieran a la Porciúncula: un claro precedente de lo que el Papa Francisco desea en el Jubileo de la Misericordia.

Justo el 2 de agosto de 2016, en pleno Año Santo de la Misericordia, se cumplirán 800 años de la Porciúncula, el lugar para el que san Francisco de Asís pidió al Papa Honorio III, en aquel momento en Perugia, que le concediera la indulgencia plenaria para todos aquellos que frecuentaran este lugar y se confesaran. Sería la primera vez que se habría dado una indulgencia fuera de Roma, Santiago, San Miguel de Gárgano y Jerusalén. Sobre todo, se habría concedido el perdón de todo gratuitamente. Como cuenta el Diploma de Teobaldo, después de algunas dudas, el Papa accedió, pero inmediatamente un cardenal de su séquito lo instó a limitar los términos de la indulgencia: “Tenga en cuenta, señor, que si concede a este hombre tal indulgencia, destruiría a aquellas de ultramar”.

Quizás si hubiera sido acogida la petición de san Francisco de Asís, no habría habido ocasión para la reforma que vino planteada por Lutero por el abuso sobre la cuestión de las limosnas y las indulgencias. Aunque restringida, san Francisco obtuvo algo y así lo pudo anunciar: “¡Hermanos míos, quiero llevaros a todos al paraíso!”. Con ochocientos años de anticipo había obtenido aquello que ahora es normal, es decir, obtener la completa remisión de las culpas simplemente arrepintiéndose, confesándose y acudiendo a una iglesia.

El autorOmnes
Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Fondo La brújula La brújula
Newsletter

Todas las semanas, la actualidad católica con análisis y opinión

Recibe el resumen editorial todas las semanas