TribunaFernando Bonete Vizcaíno

The Economy of Francesco o la oportunidad de liderar un cambio radical

El Papa ha convocado a emprendedores y jóvenes profesionales, premios Nobel y líderes, al evento The Economy of Francesco, en Asís, a finales de marzo. Entre ellos estará el autor de este artículo. Se trata de poner a la persona en el centro.

12 de marzo de 2020·Tiempo de lectura: 3 minutos

“Estudiar y practicar una economía diferente, la que hace vivir y no mata, que incluye y no excluye, que humaniza y no deshumaniza, que cuida la creación y no la depreda”

Hace un año de estas palabras. Encabezaron el mensaje con el que el Papa Francisco invitó a jóvenes profesionales y emprendedores, y a líderes y premios Nobel de todo el mundo a proyectar juntos una economía preocupada por la persona y por el medio ambiente. El encuentro tendrá lugar del 24 al 28 de marzo de 2020. La ciudad de Asís acogerá el evento mundial The Economy of Francesco

Un año después, en las vísperas de este encuentro, no sería del todo justo decir aquello de “el momento ha llegado”, como si esa semana de marzo fuera la meta y final de nuestras preocupaciones sobre la economía y la sostenibilidad del planeta, una semana para encontrarse, compartir, desahogarse y estar encantados de habernos conocido. The Economy of Francesco no es el final, es el comienzo de un proceso de discernimiento a escala mundial con el que la Iglesia quiere liderar el gran cambio que la humanidad está pidiendo a gritos, y que pasa, en buena medida, tal y como el Santo Padre señaló en su mensaje, por “dar un alma a la economía del mañana”

¿Una nueva economía?

¿En qué consiste esta “re-anima-ción” de la economía? Sin duda, uno de los retos fundamentales se sitúa en la revisión de nuestro sistema actual, gobernado por el capitalismo. O lo que es lo mismo, gobernado por la competencia y el rendimiento. Esto es, una manera reduccionista de entender a la persona. Defender que la naturaleza humana no responde ni se identifica de manera esencial con estos dos contravalores, que la competencia y el rendimiento no deben ser los motores de nuestro trabajo, nuestras aspiraciones o nuestra vida, no será fácil. Como no lo es superar la manida dicotomía capitalismo-comunismo que tiende a imponerse en el debate, y que confunde la ausencia del capitalismo con el abandono de la economía de mercado.

Pero otra economía es posible. Una economía sostenida por la reciprocidad, que no da la espalda a nadie ni a nada; ni a una sola persona, ni a un solo elemento de la creación. Una economía sostenida por la gratuidad, que es capaz de sacrificar el beneficio, grande o pequeño, por el bien común. Una economía, como tantas veces nos ha recordado Stefano Zamagni, que sea instrumento de civilización y de progreso moral y económico al mismo tiempo.

Esta forma de entender la economía, ¿es realmente nueva? El trabajo entendido como el servicio a una vocación y a los demás, y no como esclavitud a la tarea o al beneficio, ¿no es el gran mensaje de Benito de Nursia? Reconocer la dignidad de todas y cada una de las personas sin necesidad de tener en cuenta sus méritos y nivel de ingresos, ¿no es el gran mensaje de Francisco de Asís? Y todas y cada una de esas ideas, ¿no son la gran revolución humana de los Evangelios

Por lo demás, es cuanto menos significativo que la memoria de ambos santos haya sido recuperada por nuestros dos últimos pontífices. Y al mismo tiempo, corresponden al Papa Francisco y Laudato si’ el acierto de haber puesto a la Iglesia en situación de protagonizar el cambio. ¿Aprovecharemos la oportunidad, o dejaremos que otros lo hagan por nosotros?

Hacia la economía de Francesco

Muchos de los grandes nombres de la economía actual se darán cita en Asís en respuesta al llamamiento del Papa Francisco: los Premios Nobel Amartya Sen y Muhammad Yunus, expertos internacionales y empresarios como Jeffrey Sachs, Stefano Zamagni, Kate Raworth, Juan Manuel Sinde, Brunello Cucinelli, Anna Meloto, Cécile Renouard, Mauro Magatti, Jennifer Nedelsky… Quinientos jóvenes de todo el mundo han sido seleccionados para trabajarán con ellos durante el encuentro, en un proceso colaborativo y de diálogo, que incluye –como se puede apreciar entre los citados anteriormente– no solo a quienes “tienen el don de la fe, sino a todos los hombres de buena voluntad, más allá de las diferencias de credo” –vuelvo a citar de Francisco.

En una réplica de este proceso, instituciones y comunidades en todo el mundo han organizado encuentros y grupos de trabajo preparatorios. Desde la Fundación Cultural Ángel Herrera Oria, CEU IAM Business School y las Universidades CEU celebramos el ciclo Hacia la Economía de Francesco. Diferentes expertos han pasado o van a pasar por nuestra Universidad: Christian Felber, líder del movimiento Economía del Bien Común; Pablo Sánchez, director ejecutivo de B Corp España; Xavi Roca-Cusachs, socio español de Capitalismo Consciente; Asunción Esteso, empresaria vinculada a la Economía de Comunión y presidenta de la Asociación por una Economía de Comunión en España (AEdC). 

Os invitamos protagonizar el cambio, a conocer el contenido de estas sesiones, a inscribiros y sumaros a próximos encuentros, a través de francescoeconomy.ceu.es

El autor

Fernando Bonete Vizcaíno

Doctor en Comunicación Social. Profesor de la Universidad CEU San Pablo. Participante en el encuentro mundial The Economy of Francesco.

@ferbovi

Leer más
Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica