Sínodo de los jóvenes: fe y discernimiento

15 de enero de 2018·Tiempo de lectura: < 1 minuto

El Sínodo de los jóvenes tendrá lugar en octubre de 2018, de manera que puede decirse ahora que ha comenzado la cuenta atrás hacía su celebración. Como saben bien nuestros lectores, se centrará en el tema “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, que tiene un fortísimo interés, dada la importancia de las realidades aludidas por cada uno de los tres conceptos mencionados, así como el particular significado que adquieren la fe y la vocación cuando se consideran los jóvenes como su sujeto.

Es, por eso, un campo de fundamental importancia para la vida de la Iglesia, también en nuestro tiempo, El Papa Francisco lo ha mostrado, entre otras ocasiones, cuando en enero del año pasado, con motivo de la presentación del documento preparatorio para el sínodo, escribió a los jóvenes una carta en la que, entre otras cosas, les anima a “escuchar al Espíritu que les sugiere opciones audaces”. En esa carta, como explicaba a Palabra el cardenal Lorenzo Baldisseri, “el Pontífice exhorta a los jóvenes a participar activamente, porque el Sínodo es para ellos y para toda la Iglesia, y se pone a la escucha de la voz, de la sensibilidad, de la fe y también de las dudas y las críticas de los jóvenes”.

El autorOmnes
Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica