Realismo, virtud cristiana

1 de junio de 2016·Tiempo de lectura: < 1 minuto

Repetidamente se comprueba que no es fácil clasificar al Papa Francisco. Una reciente entrevista lo demuestra en relación con las migraciones, el terrorismo islámico o las objeciones de conciencia.

Hay quien tiene dificultad para “encuadrar” al Papa en categorías que –lamentablemente– desde la política se aplican a la Iglesia, como las de “progresista” y “conservador”. Hace unos días concedió una interesante entrevista al francés La Croix. Habló de varios temas, pero dos respuestas demuestran cómo a un católico que sea católico no se le puede “etiquetar” con categorías políticas.

El autorOmnes
Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica