El Patriarca y el Papa: un ecumenismo de solidaridad

13 de mayo de 2016·Tiempo de lectura: 2 minutos

La reciente visita del Papa Francisco y del Patriarca Ecuménico Bartolomé a la isla de Lesbos ha puesto de relieve cómo unas relaciones ecuménicas abiertas contribuyen al avance de los derechos humanos. He aquí una valoración desde el Patriarcado de Constantinopla.

John Chryssavgis 

No se puede restar importancia al significado de la visita conjunta a Lesbos que realizaron el sábado 16 de abril los máximos representantes de las Iglesias cristianas de Oriente y Occidente. Y no debería empequeñecerse su impacto sobre la crisis de los refugiados, a pesar de la dimensión espiritual y simbólica que tuvo, así como su naturaleza apolítica y su refrescante espontaneidad.

Esta ha sido la quinta vez que ambos líderes se han encontrado, y la segunda que han peregrinado conjuntamente desde la elección del Papa Francisco en 2013. En cada una de estas ocasiones ambos han manifestado su solidaridad con la gente que sufre a causa de la guerra, la persecución, la pobreza y el hambre, así como por las repercusiones ecológicas de la injusticia social. Francisco y el Patriarca Bartolomé han puesto de relieve en varias ocasiones, y desde el inicio mismo de sus relaciones, que entienden bien el papel de la Iglesia en el mundo. Saben qué importa o, al menos, qué debería importar a la Iglesia; y comprenden que la responsabilidad y el ministerio de la Iglesia deben hacerse presentes en el mundo.

Muchos de los encuentros de estos dos hombres extraordinarios han sido espontáneos. Por ejemplo, cuando el Patriarca asistió a la Misa inaugural del pontificado del Papa, en marzo de 2013, fue la primera vez en la historia que ocurría algo así: no desde el siglo XX o desde el Concilio de Florencia en el siglo XV, no desde el cisma (o ruptura) entre la Iglesia Romana y las Iglesias ortodoxas; nunca antes había ocurrido.

Justo un año después, cuando Francisco invitó a los presidentes Peres y a Abbas al Vaticano, en junio de 2014, solicitó de forma espontánea a Bartolomé que extendiera juntamente con él la invitación a esos dos líderes políticos. Fue también una manera de recordarles que lo religioso debe trascender a lo político y que la violencia no puede sostenerse en nombre de la religión.

John Chryssavgis archidiácono del Patriarcado Ecuménico; asesor teológico del Patriarca Ecuménico de Constantinopla Bartolomé.

El autorOmnes
Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica