Vaticano

Tres primeras mujeres miembros del Dicasterio para los Obispos

Sor Raffaella Petrini, Sor Yvonne Reungoat y María Lia Zervino son las tres primeras mujeres en formar parte de este Dicasterio que, hasta el momento, sólo contaba entre sus miembros con cardenales y obispos, mientras que entre los consultores sólo había prelados y sacerdotes

Antonino Piccione·13 de julio de 2022·Tiempo de lectura: 3 minutos
mujeres dicasterio obispos
Foto: Sor Raffaella Petrini, Sor Yvonne Reungoat y María Lia Zervino

Lo anunció en una entrevista con Reuters la semana pasada. El Papa Francisco ha nombrado hoy a tres mujeres como miembros del Dicasterio para los Obispos. Se trata de Sor Raffaella Petrini, secretaria general de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, Sor Yvonne Reungoat, ex superiora general de las Hijas de María Auxiliadora, y María Lia Zervino, presidenta de la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas.

Dos religiosas y una laica, por tanto, participarán en el proceso de elección de los nuevos pastores diocesanos. Un sueño hecho realidad para Maria Lia Zervino, el de «una Iglesia con mujeres adecuadas». Ella misma lo escribió en una carta publicada en traducción al inglés en la revista jesuita estadounidense: «Sueño con una Iglesia que tenga mujeres idóneas como juezas en todos los tribunales donde se traten casos matrimoniales, en los equipos de formación de todos los seminarios y para el ejercicio de ministerios como la escucha, la dirección espiritual, la pastoral de la salud, el cuidado del planeta, la defensa de los derechos humanos, etc.». Para lo cual, por nuestra naturaleza, las mujeres estamos igual o a veces mejor preparadas que los hombres. No sólo las mujeres consagradas, sino todas las mujeres laicas de todas las regiones del mundo que estén dispuestas a servir». Y dirigiéndose a Francisco, Zervino añadió: «Y sueño que, durante su pontificado, inaugurará, junto a los sínodos de los obispos, un sínodo diferente: el sínodo del pueblo de Dios, con una representación proporcional del clero, de los consagrados y consagradas, de los laicos y laicas. Ya no nos alegraremos sólo porque una mujer vote por primera vez, sino porque muchas laicas preparadas, en comunión con todos los demás miembros de ese sínodo, habrán hecho su aportación y su voto se sumará a las conclusiones que se pondrán en vuestras manos. Probablemente, Santo Padre, usted ya tiene esta «carta en su baraja» para poner en práctica la sinodalidad y sólo está esperando el momento adecuado para jugarla’.

Con motivo de la citada entrevista con Reuters, a una pregunta sobre la presencia de mujeres en el Vaticano, a la luz de la nueva Constitución Apostólica Praedicate Evangelium, el Pontífice había prefigurado, precisamente, el nombramiento también de laicos al frente de dicasterios como «el de los laicos, la familia y la vida, el de la cultura y la educación, o la Biblioteca, que es casi un dicasterio».

Antes de los nombramientos de hoy, el Dicasterio para los Obispos sólo contaba entre sus miembros con cardenales y obispos, mientras que entre los consultores sólo había prelados y sacerdotes

Una elección, por tanto, la realizada hoy por Francisco, que va en la dirección de una renovación de las instituciones de la Iglesia y para la promoción de un modelo más justo y cercano a las legítimas aspiraciones de quienes representan la fuente de vida por excelencia.

Entre las mujeres con altos cargos en la Santa Sede están la monja española Carmen Ros Nortes, subsecretaria del Dicasterio para los Religiosos, la monja francesa Nathalie Becquart, subsecretaria del Sínodo de los Obispos, y la monja salesiana Sor Alessandra Smerilli, secretaria del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. Entre las mujeres laicas estaban Francesca Di Giovanni, subsecretaria para el sector multilateral de la Sección de Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado, la profesora argentina Emilce Cuda, secretaria de la Comisión Pontificia para América Latina, Linda Ghisoni y Gabriella Gambino, ambas subsecretarias del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida: y luego Barbara Jatta, la primera mujer directora de los Museos Vaticanos; la eslovena Nataša Govekar, jefa de la dirección teológico-pastoral del Dicasterio para la Comunicación; y la brasileña Cristiane Murray, subdirectora de la Oficina de Prensa de la Santa Sede. La profesora alemana Charlotte Kreuter-Kirchof es también coordinadora adjunta del Consejo de Economía.

El autorAntonino Piccione
Colabora
¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica