Iniciativas

“Siempre que volvamos la mirada a la Inmaculada habrá fruto”

Jaime Bertodano, sacerdote y coordinador de la iniciativa “Madre Ven” destaca que la iniciativa de esta imagen peregrina puede ayudar a muchas personas a “experimentar de veras el consuelo de María”.

Maria José Atienza·26 de mayo de 2021·Tiempo de lectura: 6 minutos
La Virgen María.

El primer día de mayo iniciaba su andadura por España una bella imagen dela Virgen Inmaculada. Comenzaba así la peregrinación “Madre Ven” impulsada por un grupo de laicos y sacerdotes que recuerda la visita de la Virgen al Apóstol en el Pilar desde Éfeso enmarcada en el Año Santo Compostelano. Con este motivo, Omnes ha entrevistado al sacerdote Jaime Bertodano, Vicario de apostolado seglar de Getafe y coordinador de la iniciativa “Madre Ven”.

¿Cómo y por qué nace esta idea de la peregrinación de Nuestra Madre por España?

-A varios laicos y sacerdotes nos llegó por separado la iniciativa “M de Marie” que un grupo de laicos franceses habían puesto en marcha como una respuesta a la Virgen después del incendio de Notre Dame de Paris. A ellos les tocó la Virgen el corazón. ¿No estamos también nosotros en una situación de necesidad? ¿Por qué no hacer algo parecido en España?

Así surgió el hablarlo con entre varios de nosotros (5 o 6 personas) y el darle forma a la idea francesa para hacerla nuestra. El jubileo del Apóstol Santiago se presentaba como la ocasión para nuestra peregrinación y la visita de la Virgen al Apóstol en el Pilar desde Éfeso como el eje principal de la idea. ¡Madre ven!, como viniste a visitar a Santiago.

Sorprendentemente, la Virgen fue juntando personas con el deseo de peregrinarla por España y en pocos días dos grupos de amigos por separado estaban ya dispuestos a llevarla. La idea se había hecho realidad. De cinco personas por separado se había multiplicado a 30.

Y empezamos a rodar en círculos concéntricos: un grupo coordinador de 6 personas, un grupo de voluntarios territoriales y otros para asuntos diversos (comunicación, voluntarios, etc). La Virgen iba llamando y eligiendo a gente para peregrinar con Ella.

¿Porqué se escogió esa imagen de la Inmaculada con tantas otras imágenes marianas presentes en España?

-Como bien sabemos en esta tierra la Madre de Dios tiene infinidad de advocaciones, pero la Inmaculada es la patrona de España. Es una advocación doctrinal que aúna todas las demás.  Y la historia del dogma tiene una relación estrechísima con la propia historia de España.

Dando un paso más, para elegir esa imagen de la Inmaculada buscábamos dos criterios: Uno, que fuera fácilmente reconocible como Inmaculada; dos, que pudiera tener relación con la historia de la Inmaculada y de España.

Fuimos a visitar al arzobispo de Toledo para presentarle el proyecto de “Madre Ven” (pues Toledo, además, está en año Jubilar de Guadalupe). Todavía no habíamos escogido la imagen. Tras el encuentro con él, entramos en la Capilla del arzobispo de Toledo, donde hay adoración perpetua, nos encantó la imagen de la Inmaculada que está allí y pensamos que podía ser esa. Así, decidimos hacer una copia con la última tecnología en 3D que fuera absolutamente fiel a la original.

Para elegir la imagen de la Inmaculada buscábamos dos criterios: que fuera fácilmente reconocible y que tuviera relación con la historia de la Inmaculada y de España.

Jaime Bertodano. Coordinador “Madre Ven”

El nombre de este recorrido mariano es más una llamada, una súplica que un “anuncio de visita” ¿Por qué se escogió ese “Madre ven”? 

-“Madre, ven” es una letanía del corazón. Es una forma sencilla de invocar a María, de reclamar su atención maternal con confianza de hijos. Es una petición de ayuda, un reconocimiento humilde de que no podemos vivir solos el camino de la vida y el camino de la fe, de que necesitamos pedir la ayuda de Dios. Es por eso una invocación que abre el corazón a la gracia.

¿Cuál es el objetivo? 

Está en su nombre: Madre, ven. Entendemos que el año Jacobeo es una oportunidad para identificarnos con el Apóstol. Pero no como un ideal abstracto. Queremos hacerlo de veras, de una forma real. Y es fácil hacerlo en la situación que nos encontramos. En el Pilar de Zaragoza, María visitó a Santiago. Le llenó de consuelo, esperanza y fortaleza en Cristo para la evangelización. Por eso pedimos las mismas gracias que la Virgen trajo al apóstol Santiago cuando se encontraba cansado y abatido. Experimentar de veras el consuelo de María. Que su visita nos llene de una verdadera esperanza. 

Nos gusta decir, con humildad, que más que esas gracias no podríamos pedir. Y menos que eso, no nos serviría para afrontar los retos que vivimos. Es justo lo que necesitamos. Ni más ni menos.

Y donde está la Virgen hay fecundidad. Siempre que volvamos la mirada a la Inmaculada, habrá fruto.

España ha sido calificada como la “tierra de María” por el profundo amor y devoción que se le tiene a la madre de Dios en España manifestado en tantas advocaciones marianas, ¿qué acogida está teniendo? 

-Hemos querido ir precisamente al origen de esa devoción. La historia de la devoción mariana en España comienza en el Pilar. Ella estaba con san Juan, hermano de Santiago, y vino en su ayuda. Es un privilegio que María nos visitara.

Desde entonces, esta es su tierra y aquí nos ha manifestado su amor maternal en numerosísimas ocasiones. Y ese amor mariano está en España, en su cultura, en sus gentes. Es inseparable. Lo estamos comprobando en las etapas del Camino de Santiago que ya está haciendo. Esta primera parte de la peregrinación de “Madre ven” está siendo muy local. Es la gente de los pueblos la que la recibe, la saluda, la acompaña, la que la reza con confianza y se emociona al ver que su Madre viene a verla. Es la fe de los sencillos. Y estamos viendo cómo María está consolando verdaderamente. La Virgen pasa con sus gracias, de una manera humilde, sin hacer ruido. Vemos cómo mucha gente le abre su corazón: ancianos, gente que tiene algún dolor o dificultad, los niños, etc. se dirigen a Ella con mucha, mucha confianza. Esto es precioso.

El amor mariano está en España, en su cultura, en sus gentes. Es inseparable.

Jaime Bertodano. Coordinador “Madre ven”

¿Cómo se pueden unir a la peregrinación de esta imagen, también los enfermos, los mayores o quienes tendrán problemas para desplazarse a los puntos en los que estará? 

-La Virgen pasará por muchos lugares de España. Queremos que vaya a todos los que podamos en el tiempo que peregrine. Y allí donde Ella vaya y encuentre corazones dispuestos, los tocará, aunque sea en la distancia, con la oración. En algunos lugares hemos previsto llevarla no solo a santuarios, sino también a residencias, hospitales y cárceles. También se pueden seguir las etapas en nuestra web (www.madreven.es) donde colgamos fotos de cada jornada, o en el canal de Youtube donde hay unos videos resúmenes estupendos.

La imagen de la Virgen a su paso por Navarra ©Madreven.2021

Los momentos por los que atravesamos pueden “agotarnos” como a Santiago: la pandemia, la falta de esperanza en muchas personas ¿es esta peregrinación un nuevo aliento de la Virgen? 

-La pandemia ha influido en nuestras vidas. Nos ha dejado tocados y ha cambiado cosas. En algunos casos, ha hecho que se replanteen cosas importantes. Pero, sobre todo, ha puesto en evidencia muchas otras: la fragilidad del hombre moderno, su soledad y su fragmentación interior. Parecía que la vida buena era el bienestar y la ausencia del sufrimiento. El consumismo y el progreso tecnológico nos lo habían prometido. La fe católica era una herejía para esa “nueva religión”. Pero la pandemia le ha quitado en parte la máscara. Nos ha demostrado que tiene un recorrido muy corto, y que no acaba más que en soledad. Y quizás la Virgen viene como “Pastora” a recuperar a esos hijos pródigos de esta tierra, que estábamos quizás un poco perdidos. Ojalá sea así. Se lo pedimos.  

El miedo, además, ha dejado a muchas personas literalmente paralizadas. La visita de la Virgen puede ser una ocasión de despertar de esa ilusión engañosa, de salir de los miedos que nos atenazan y volver a ponernos en camino como Santiago con esperanza y valentía, confortados y acompañados por nuestra Madre.

Por otro lado, este año coinciden providencialmente numerosos jubileos además del Compostelano: Guadalupe, Lepanto y la Virgen del Rosario, el centenario de la muerte de Santo Domingo de Guzmán, de la Conversión de San Ignacio de Loyola, el Santo Cáliz de Valencia…y me dejo unos cuantos. Parece que el Señor está llamándonos a la conversión ¡y poniendo ayudas concretas!

El recorrido mariano

La Inmaculada ya pasado ya por ya lugares como Zaragoza, Bilbao o San Sebastián y, en estos días, llegará a la diócesis de Santander. Un recorrido que mira ya a Santiago de Compostela, donde se le espera en torno a la festividad del Apóstol y patrón de España. Allí llegará tras su paso, junto a los Amigos del Camino de Santiago, por las diócesis de Santander, Oviedo, Mondoñedo-Ferrol y Santiago.

La llegada a Santiago, de hecho, marcará la primera parte de esta peregrinación de Nuestra Señora por España, la tierra de María. En los meses posteriores la imagen recorrerá toda España por otros medios hasta que el próximo 12 de octubre, una misa en el santuario del Cerro de los Ángeles, bajo el Monumento al Sagrado Corazón de Jesús, pondrá fin a la peregrinación de «Madre Ven».

Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica