Vaticano

«Nadie debe quedarse atrás» en el camino al Cielo, dice el Papa

El Papa Francisco ha animado en su meditación del Regina Coeli a fijar la mirada en el Cielo y a tener la conciencia de que "nadie debe quedarse atrás" en el peregrinar de la Tierra.

Paloma López Campos·12 de mayo de 2024·Tiempo de lectura: 2 minutos
Papa Francisco

El Papa Francisco con una niña el 11 de mayo de 2024 (CNS photo / Vatican Media)

Con ocasión de la celebración de la Ascensión del Señor en muchos países del mundo, el Papa Francisco ha centrado su meditación del domingo en el sendero que Cristo marca a su Iglesia.

“El regreso de Jesús al Padre”, dice el Santo Padre, “ se nos presenta no como un alejamiento de nosotros, sino sobre todo como un modo de precedernos hacia la meta”. Cristo “arrastra consigo como una ‘soga’” a su Iglesia hacia el Cielo.

El Pontífice subraya que es Jesús “quien nos desvela y nos comunica, con su Palabra y con la gracia de los sacramentos, la belleza de la Patria hacia la que nos encaminamos”. También así, unidos todos como el cuerpo de Cristo, aprendemos que “nadie debe perderse ni quedar atrás” en este camino al Cielo.

Pero este sendero no es una abstracción. Francisco explica los pasos que hay que dar, que el mismo Cristo señala en el Evangelio. Los cristianos tienen que “llevar a cabo las obras del amor: dar la vida, llevar la esperanza, mantenerse alejado de todo mal y mezquindad, responder al mal con el bien, estar cerca de quien sufre”.

El Papa concluye lanzando unas preguntas para la reflexión personal: “¿Está vivo en mí el deseo de Dios, de su amor infinito, de su vida que es vida eterna? ¿O estoy aplanado y anclado a las cosas pasajeras, al dinero, al éxito, a los placeres? Y mi deseo del Cielo, ¿me aísla, me cierra o me lleva a amar a los hermanos con ánimo grande y desinteresado, a sentirnos compañeros de camino hacia el Paraíso?”.

El Papa renueva la petición por la paz

Tras el rezo del Regina Coeli, el Pontífice ha insistido en una petición que ya ha realizado en otras ocasiones. Ha clamado por un intercambio de prisioneros entre Rusia y Ucrania, y ha repetido que es importante rezar por la paz en el mundo entero.

Francisco también ha mencionado la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que este año lleva como tema la Inteligencia Artificial. El obispo de Roma ha aconsejado “recuperar la sabiduría del corazón” para encontrar “un camino para la comunicación verdaderamente humana”.

Por último, con ocasión del día de la madre que se celebra el domingo 12 de mayo en varios países, ha felicitado a todas las madres del mundo.

Newsletter La Brújula Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica
Banner publicidad
Banner publicidad