Vaticano

El Papa Francisco indica los pilares en que debe apoyarse el periodismo

El Papa se reunió el 23 de noviembre con periodistas de la Federación Italiana de Semanarios Católicos, a los que les habló de la importancia del periodismo católico.

Giovanni Tridente·29 de noviembre de 2023·Tiempo de lectura: 3 minutos

Cabeceras de periódicos católicos ©OSV/Tyler Orsburn

El 23 de noviembre de 2023, el Papa Francisco se reunió en la Sala Clementina del Vaticano con decenas de periodistas pertenecientes a la Federación Italiana de Semanarios Católicos, una red que agrupa a unas 170 publicaciones periódicas de las diócesis italianas y a otras asociaciones de profesionales del periodismo que trabajan en el ámbito de la comunicación, concretamente en prensa, televisión, radio y nuevas tecnologías.

En este contexto, el Pontífice subrayó la importancia de la educación como herramienta vital para el futuro de la sociedad, animando a un enfoque prudente y sencillo de la comunicación, especialmente en el ámbito digital. Haciendo referencia al Evangelio, instó a los periodistas a ser “prudentes como serpientes y sencillos como palomas” para decir que “prudencia y sencillez son dos ingredientes educativos básicos para orientarse en la complejidad actual”. No hay que ser ingenuos, pero tampoco “ceder a la tentación de sembrar la cólera y el odio”. Esta es una tarea crucial para la prensa de las iglesias locales, llamadas a llevar una mirada sabia a las casas de la gente, directamente sobre el terreno.

La segunda vía indicada por el Papa es la de la protección, especialmente en la comunicación digital, donde la privacidad puede verse amenazada. Subrayó la necesidad de instrumentos para proteger a los más débiles, como los menores, los ancianos y las personas con discapacidad, del intrusismo digital y de la comunicación provocadora.

El tercer medio fue identificado como el testimonio, citando los ejemplos de san Francisco de Sales, patrono de los periodistas, y del jovencísimo beato Carlo Acutis, que utilizó la comunicación para transmitir el Evangelio y comunicar valores y belleza. El testimonio, según el Pontífice, es una profecía, una creatividad que lleva a arriesgarse por el bien, yendo contracorriente: habla de fraternidad, de paz y de atención a los pobres en un mundo a menudo individualista e indiferente.

Los retos de la información

Al margen de estas reflexiones del Santo Padre, surgen algunas consideraciones generales sobre el estado actual de la profesión periodística y los desafíos de la información.

La formación, la cobertura de la información y el testimonio, de hecho, se ven a menudo desafiados por el panorama periodístico actual, en el que hay que contar ante todo con la velocidad y la complejidad. Es innegable cómo la rápida difusión de noticias a través de los medios digitales ha aumentado la velocidad del propio ciclo informativo, obligando a los profesionales a equilibrar la actualidad de las noticias con la necesidad de una verificación y contextualización adecuadas.

Precisión

Esto recuerda otro elemento central de la profesión periodística, la ética y la integridad, que deben reforzarse más precisamente porque es más fácil caer en la trampa de la información no verificada o a menudo incluso falsa. El compromiso consiste en vigilar la exactitud de las informaciones difundidas.

El Papa mencionó también la cuestión de la protección de la intimidad, y en este punto el compromiso profesional consiste en poder equilibrar -como siempre ha sido el caso- el derecho del público a la información y el respeto de los derechos individuales de las personas a la intimidad.

Transparencia

Desde hace algún tiempo, la confianza del público en las fuentes de información tradicionales ha disminuido hasta límites preocupantes. El reto aquí es pensar en nuevas prácticas de transparencia que puedan mostrar un periodismo de calidad y de servicio, sin dobles objetivos ni intereses, a menudo efímeros.

Responsabilidad

Por último, no hay que olvidar el impacto de las nuevas tecnologías, incluida la inteligencia artificial y las numerosas “automatizaciones” que conlleva. Son aspectos que están influyendo enormemente en la práctica periodística, así como en el mundo de la comunicación en general. Aquí la habilidad reside en saber integrar estas tecnologías de forma responsable, especialmente en aquellos pasajes que pueden mejorar la transmisión de una información sólida y contrastada, salvaguardando la centralidad y el interés de la persona humana.

Los esfuerzos formativos y testimoniales que pide el Papa deben, por tanto, complementarse con sabiduría, integridad y un compromiso y deseo constantes por el bien común. De este modo será posible “salvar” el periodismo.

El autorGiovanni Tridente

Newsletter La Brújula Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica
Banner publicidad
Banner publicidad