Vaticano

El Papa Francisco llama a comunicar “sin odio ni distorsión” en la red 

Con ocasión del Festival de la Doctrina Social de la Iglesia, que ha tenido lugar en Verona (Italia) este fin de semana, con el lema #soci@lmente libres”, el Papa Francisco ha alentado a los laicos a vivir la libertad en las redes sociales y promover iniciativas por el bien común. Comunicar inspirados por el amor, y evitando mensajes de odio y de distorsión de la realidad.

Francisco Otamendi·28 de noviembre de 2023·Tiempo de lectura: 3 minutos

Foto de Adem AY en Unsplash

El Papa ha enviado al XIII edición del Festival de la Doctrina Social de la Iglesia de Verona, que ha tenido lugar este fin de semana con el hashtag “#soci@lmente libres”, un Mensaje de apoyo y orientación. Porque “si la misión es una gracia que compromete a toda la Iglesia, los fieles laicos contribuyen vitalmente a realizarla en todos los ambientes y en las situaciones cotidianas más ordinarias”, les ha señalado el Papa.

El mensaje de Su Santidad subraya que los “profesionales, empresarios, profesores y laicos, representáis una de las convergencias expresadas en el Informe de Síntesis de la Primera Sesión de la XVI Asamblea General  General Ordinaria del Sínodo de los Obispos (4-29 de octubre de 2023)”. 

“Los fieles laicos son sobre todo quienes hacen presente a la Iglesia y anuncian el Evangelio en la cultura del entorno digital”, subraya el Pontífice. Un mundo digital que “tan fuerte impacto tiene en todo el mundo, en las culturas juveniles, en el mundo del trabajo, de la economía y la política, de las artes y la cultura, la investigación científica, la educación y la formación, en el cuidado de la casa común y de manera especial, en la participación en la vida pública”.

El tema de debate este año ha sido “#soci@lmente libres”, que recuerda “algunas cuestiones de gran actualidad, especialmente para la cultura digital que influye en las relaciones entre las personas y, en consecuencia, la sociedad”.

Jesús se interesa por toda la persona

La red que queremos no está hecha “para atrapar, sino para liberar, para albergar una comunión de personas libres”, ha señalado el Pontífice.

“La comunicación de Jesús es verdadera porque está inspirada por el amor a quienes le escuchan, a veces incluso distraídamente. De hecho, la enseñanza va seguida del don del pan y del compañero: Jesús se interesa por toda la persona, es decir, la persona en su totalidad, Jesús, como es evidente, no es un líder solitario”, ha añadido.

En esta tensión y en esta entrega se expresa la libertad personal y comunitaria. “Frente a la velocidad de la información, que provoca voracidad relacional, el amén es una especie de provocación a ir más allá del aplanamiento cultural para dar plenitud al lenguaje, con respeto a cada persona”.

En ese momento, Francisco ha alentado a evitar el odio en las redes sociales: “Que nadie sea el promotor de una comunicación de despilfarro a través de la difusión de mensajes de odio y de distorsión de la realidad en la red. La comunicación alcanza su plenitud en la donación total de sí mismo a la otra persona. La relación de reciprocidad desarrolla la red de la libertad”.

Cardenal Zuppi: estar al lado de la persona

En la clausura, el cardenal Matteo Zuppi, arzobispo de Bolonia y presidente de la Conferencia Episcopal de Italia, ha subrayado el mensaje del Papa, al manifestar que “la Doctrina Social de la Iglesia no es de una parte” de la sociedad. “Siempre se pone al lado de la persona, sea quien sea”.

En 2024, el Papa Francisco visitará la ciudad de Verona, según ha anunciado su obispo, Mons. Domenico Pompili. Francisco nos ve como “una tierra en la encrucijada de los pueblos, del diálogo en el que puede florecer la confrontación y, sobre todo en estos tiempos difíciles, la paz”, ha informado la agencia oficial vaticana.

Es la misma idea que recalcó el Santo Padre Francisco al recibir en audiencia a los miembros de la fundación pontificia Centesimus Annus, dedicada a promover la Doctrina Social de la Iglesia, que cumple 30 años en 2023, tras su creación por san Juan Pablo II en 1993.
Francisco les recordó a primeros de junio los orígenes de la fundación: la encíclica del santo Papa polaco  escrita por el 100 aniversario de la Rerum novarum del Papa León XIII: “Vuestro compromiso se ha situado precisamente en este camino, en esta ‘tradición’: (…) estudiar y difundir la Doctrina Social de la Iglesia, tratando de mostrar que no es solo teoría, sino que puede convertirse en un estilo de vida virtuoso con el que hacer crecer sociedades dignas del hombre”.

Fundación Centesimus Annus: la persona en la empresa

A mediados del año pasado insistió también en ello Anna Maria Tarantola, presidenta de la fundación Centesimus Annus, al señalar que “la inclusión y la eficiencia no son antitéticas sino complementarias”, Anna Maria Tarantola manifestó entre otras cosas que “centrar la empresa en la persona es eficiente”, en un encuentro celebrado en el “Palacio della Rovere”, sede de la Orden del Santo Sepulcro en Roma, organizado por la agencia Rome Reports, la Fundación Centro Académico Romano (CARF) y Omnes, con el patrocinio de Caixabank.

Anna María Tarantola recordó en ese acto al Papa Francisco en su encíclica “Fratelli tutti”, cuando se refiere a la actividad empresarial. “La actividad de los emprendedores efectivamente “es una noble vocación orientada a producir riqueza y a mejorar el mundo para todos. En sus diseños cada persona está llamada a promover su propio desarrollo, y esto incluye la implementación de capacidades económicas y tecnológicas para hacer crecer los bienes y aumentar la riqueza. Sin embargo, en cualquier caso, estas habilidades de los empresarios, que son un don de Dios, deben estar claramente orientadas hacia el progreso de otras personas y la superación de la pobreza, especialmente a través de la creación de oportunidades de trabajo diversificadas” (Fratelli tutti, 123).

El autorFrancisco Otamendi

Newsletter La Brújula Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica
Banner publicidad
Banner publicidad