Iniciativas

P.R.A.Y. Station. Ver lo que Dios quiere y como Dios lo quiere

Conocer las distintas vocaciones para poder dar respuesta a inquietudes sobre la llamada de Dios en la vida y acompañar el discernimiento vocacional en los jóvenes que presentarán una inquietud por ello. Así nació, en Bilbao, P.R.A.Y Station, un proyecto de pastoral vocacional  que se inserta en la vida de los jóvenes de hoy. 

Maria José Atienza·4 de septiembre de 2021·Tiempo de lectura: 4 minutos
Imagen de la web de P.R.A.Y. Station.

PROYECTO VOCACIONAL DIOCESANO

BILBAO (ESPAÑA)  

Para, Recarga, Acoge Y… así se presenta P.R.A.Y Station, un proyecto vocacional, puesto en marcha en la diócesis de Bilbao y que ha cumplido un año acompañando a personas con muy diferentes situaciones en el proceso de discernimiento vocacional ya sea laical, al sacerdocio, la vida consagrada o la entrada en alguna congregación religiosa. 

Como destaca el sacerdote Borja Uriarte, uno de los responsables de este proyecto en la diócesis bilbaína, “P.R.A.Y Station nace de la inquietud por querer proponer y trabajar la dimensión vocacional en los jóvenes en la diócesis de Bilbao.

De una manera más cercana y actual, cuidando la comunión entre vocaciones. La idea original era un mismo proyecto aterrizado en las parroquias. Y así, acompañar grupos donde puedan estar presentes las inquietudes a cualquier vocación en la Iglesia.

Sabiendo que en común tenemos la vocación de bautizados. Y desde ahí poder compartir testimonio y oración”.

Un proyecto con una doble dimensión: grupal y personal que, aunque en sus inicios estaba concebido especialmente para jóvenes de 16 a 35 años, también sirve, y así ha sido la experiencia, responder a las cuestiones que otras personas, quizás de más edad, se pueden plantear en torno a la vocación y su camino dentro de la Iglesia. En este sentido, señala Uriarte, “a lo largo del curso y de las diferentes sesiones nos hemos encontrado con personas adultas que también querían participar de estos encuentros. Ciertamente, el discernimiento vocacional no tiene por qué tener edad. La vocación está siempre presente y poder crecer en ella, también.  En un principio este proyecto iba dedicado únicamente a la gente joven. Y la idea es que siga dedicado a ellos. Sin embargo, es algo abierto para aquellas personas que quieran profundizar en su vocación”.

P.R.A.Y Station se articula en una serie de encuentros mensuales, con una duración de una hora y media. Este año, a causa de la pandemia, estos encuentros se han realizado de manera virtual y, en alguna ocasión, señala el sacerdote, “en algún momento lo hemos podido vivir presencialmente” con todas las medidas sanitarias pertinentes. 

A pesar de la dificultad de los encuentros online, como destaca Borja Uriarte, “hemos conseguido generar espacios donde se comparta el testimonio de personas que viven las diferentes vocaciones en la Iglesia y poder rezar con lo que nos proponían. Cada testimonio iba unido a un momento de oración, y la verdad, poder rezar junto al testimonio de un padre de familia, de un diácono permanente, de un sacerdote, de una religiosa, y de tanta gente que compartía su vocación ha sido un regalo de Dios”. 

Durante el curso, los participantes de P.R.A.Y Station han podido conocer y reflexionar sobre diversas vocaciones dentro de la Iglesia: matrimonial y familiar, religiosa, misionera. Especialmente interesante ha sido, por ejemplo, el testimonio de una hermana Mercedaria de un convento de la diócesis que compartió de primera mano su experiencia coomo miembro de la vida contemplativa en la actualidad. También participó en esta inciativa el obispo de Bilbao, Mons. Joseba Segura, que habló la vida misionera, una labor que él mismo realizó entre los años 2006 y 2017 en Ecuador, trabajando pastoralmente en Quito.

Son muchas las experiencias positivas que se han vivido este primer año de P.R.A.Y Station. “Ha sido un curso que nos ha sorprendido”, destaca Uriarte. “Hemos ido aprendiendo a medida que avanzaban las sesiones. Nos hemos encontrado con que había ganas de hablar de la vocación, de compartir testimonios, de rezar en clave vocacional… Estamos contentos por el espacio que se ha generado, ahora nos queda cuidarlo y mantenerlo vivo y así poder ir llegando a más gente poco a poco”. 

P.R.A.Y Station quiere ser un espacio de planteamiento de la vocación en sentido amplio y, posteriormente, singularizado en las distintas maneras que hay en la Iglesia, para “poner patas” a la llamada santificadora de cada cristiano. A pesar de la cantidad de información que podemos encontrar hoy día sobre la vocación, incluso hoy, podemos encontrar demasiados “compartimentos estancos” o desconocimiento de esta riqueza de carismas que conforman la Iglesia. Borja Uriarte señala que, efectivamente, “nos hemos encontrado con que si hay cierto desconocimiento. Uno de los objetivos de este proyecto era poner en comunión todas las vocaciones. Hacer ver que se acompañan unas a otras y que todas están presentes en la Iglesia y que, la suma de todas, generan una riqueza impresionante. Mucho de lo que acabamos compartiendo en cada sesión era precisamente lo que preguntas. Sorprendía lo concreto de cada vocación. Y especialmente de las que no estamos tan acostumbrados a ver cotidianamente como pueden ser la vida contemplativa y el diaconado permanente”.

Tras la primera arrancada, los organizadores e impulsores de P.R.A.Y Station miran al futuro con esperanza e ilusión. Como ellos mismos apuntan “como en todas estas cosas, si son de Dios, saldrán adelante. Nosotros tenemos que trabajarlo y acompañarlo. P.R.A.Y. Station quiere ser un espacio en diferentes parroquias donde jóvenes puedan juntarse a profundizar y compartir su vocación. Donde pueda proponerse un acompañamiento personal desde la vocación de cada uno.  Quiere ser una experiencia con un principio y un final, en la cual la persona vaya recorriendo en diferentes sesiones todas las vacaciones presentes en la iglesia donde se pueda rezar con el testimonio de cada vocación y donde uno pueda descubrir que la vocación es un don llamado a ponerlo al servicio de los demás”

¿Cómo se participa en P.R.A.Y. Station? La realidad es que, si bien debido a las circunstancias el pasado curso no se hizo una gran publicidad, la acogida por parte de los jóvenes diocesanos ha sido muy positiva. Este curso además de darle una mayor publicidad, se plantea una experiencia mixta – (presencial / online) para facilitar la participación de quienes estén interesados. 

En redes sociales, tienen presencia en Instagram y cuentan además con un pequeño apartado en la web de la diócesis de Bilbao, donde se puede encontrar el mail para solicitar las invitaciones a las sesiones.

Si quieres saber más de P.R.A.Y. Station: 

Instagram: @praystationvocacion

twitter: @PRAYStation7

Mail: pastoralvocacional@bizkeliza.org

Web: https://zuzenean.bizkeliza.net/praystation/

Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica