América

La devoción mariana en Estados Unidos, fortaleza para la familia

Desde que la Virgen María se apareció en Wisconsin, en 1959, a la joven Adele Brise, y le pidió que enseñara la fe a los niños, la devoción a Nuestra Señora se ha extendido por todo Estados Unidos. El reto es conseguir mantener la fe de los jóvenes y fortalecer a las familias.

Juan Vélez·5 de diciembre de 2017·Tiempo de lectura: 5 minutos
Procesión de Nuestra Señora del Buen Socorro, en Green Bay.

El amor y devoción a la Virgen María es una parte integral de nuestra fe cristiana. En este relato se trata de ofrecer una panorámica general de la devoción mariana en los Estados Unidos (EEUU). Hace dos años, un amigo sacerdote me contó que iba de peregrinación a pie a un santuario mariano. Pensé que me hablaba de México, y me sorprendió al contarme que iba con veinte personas de su parroquia, caminaban 200 millas a la pequeña población de Champion, Wisconsin, al norte de los EEUU, cerca de la ciudad de Green Bay. En esa región del país, colonizada por emigrantes de Bélgica, la Santísima Virgen se apareció a una joven, Adele Brise, en octubre de 1859. 

Entonces, la extensa región en el noroeste de Wisconsin estaba poco poblada por campesinos, quienes sólo tenían un sacerdote itinerante para atenderles y enseñarles. El mensaje de la Virgen era muy sencillo: enseñar la fe a los niños. La bella Señora se apareció a la joven y le dijo: “Soy la Reina del Cielo… Reunid a los niños en este país salvaje y enséñales lo que debe saber para su salvación… Enséñales a usar el catecismo, cómo hacer la señal de la cruz y cómo acercarse a los sacramentos. Eso es lo que quiero que hagas. Ve y no temas. Yo te ayudaré”. Adele comenzó a dar catequesis a niños, yendo de casa en casa a lo largo de la península de Green Bay. Eventualmente, ella fundó una comunidad religiosa dedicada a Nuestra Señora del Buen Socorro, y fundó un colegio que ha contribuido a la formación cristiana de los niños y familias de la zona. 

En el año 2010, David Ricken, obispo de la diócesis de Green Bay, dio reconocimiento oficial de la Iglesia a estas apariciones de la Virgen. Hoy día, muchas personas van a este santuario, el único en los EEUU en el que se ha aparecido la Virgen, para honrarla y pedir su auxilio.

La fe católica es cristocéntrica. La estrecha relación entre Jesús y su Madre, y la eficacia de la devoción a Ella, se verifica día a día con la adoración eucarística de su Hijo. Capillas con adoración eucarística han aumentado en los EEUU. La mayoría de las ciudades, sobre todo las de mediano tamaño o más, tienen varias parroquias con adoración perpetua de Jesús en el Santísimo Sacramento. En estas capillas, el rezo y meditación del rosario es una parte central.

El matrimonio y la familia

San Juan Pablo II repitió muchas veces que el hombre es el camino de la Iglesia. Y hace falta conocer a Cristo para conocer al hombre, hecho a imagen y semejanza de Dios Hijo. Después, el Papa enseñaba que la familia es el camino de la iglesia. Es en la familia donde surge la fe y se vive el amor. La familia es la iglesia doméstica.

Hoy más que nunca el matrimonio y familia sufren numerosos ataques en la sociedad norteamericana. Aunque esto ocurre en muchos países, las consecuencias se sienten fuertemente aquí. Esto obedece en gran medida a una falta de fe y vida cristiana que lleva al egoísmo, a la falta de respeto y confianza mutua. La crisis de la familia nos recuerda la imperiosa necesidad de Dios en la vida personal y en la sociedad. Esta renovación pasa por la Sagrada Familia. El trato con Jesús, María y José es el maravilloso ejemplo de amor, entrega, respeto y trabajo en el hogar.

Los jóvenes

En el pasado, la Legión de María ha tenido gran acogida en los EEUU, pero actualmente esta buena organización, que rinde culto a nuestra Madre del Cielo, necesita de miembros jóvenes. Hace falta buscar nuevos métodos que entusiasmen a la juventud y despierten sus ideales.

Una encuesta reciente señala que hasta hace pocos años los jóvenes estadounidenses abandonaban la fe a partir de los 18 años, y ahora esto sucede poco después de los 13 años. Urge formar a la juventud para que pueda madurar y mantener viva la fe ante el mal ejemplo que reciben de amistades en el ambiente escolar, y de aquellos medios de comunicación que promueven un materialismo y hedonismo destructivo. 

El P. Ezequiel Sánchez, director del santuario de la Virgen de Guadalupe en Chicago, me ha contado su experiencia. Este año, en el santuario se ha formado una cofradía para mamás e hijas bajo el nombre de Hijas de María. Ahí se trata a las jóvenes con su familia, y existen algunas actividades para las hijas y otras para las mamás. La cofradía consta de 28 jóvenes, con edades entre los 13 y los 18 años, y sus mamás. El P. Sánchez comenta que para esta labor de formación de la juventud hace falta tener en cuenta las necesidades de los jóvenes y las diferencias culturales entre jóvenes inmigrantes y los de EEUU. Los primeros son sociales y los de aquí, callados. En este santuario se realiza también una amplia catequesis de niños. Actualmente asisten unos quinientos hijos con sus padres, y se les insiste en la necesidad de vivir coherentemente su fe para que los hijos la aprendan.

Al santuario de la Virgen de Guadalupe acuden en torno a un millón de personas cada año. Este encuentro con Dios por medio de la Virgen lleva a muchos deseos de conversión y de formación. Como en las parroquias, se prepara a las parejas para que contraigan un matrimonio sacramental, y a otros en situaciones con impedimentos para convalidar su matrimonio. Se trata, sin embargo, de sanar heridas de las familias. Muchas veces se piensa en sacar a las personas del pecado, pero aquí se va más allá y se ayuda a sanar.

Luisiana, California…

La piedad popular es un elemento de la vida cristiana, que exige doctrina y vida sacramental, y en la que la práctica de las virtudes es imprescindible. Para la solemnidad de la Asunción de la Virgen, se realiza en Luisiana una “procesión” marítima en barcas por el río Bayou Teche. El evento, que celebra la llegada de católicos franceses a Luisiana, consiste en llevar a la Virgen en una barca rodeada por otras barcas al puerto de San Martinville. Comienza con la misa en francés, y continúa con paradas en varios puertos en los cuales se recita el rosario y se hace adoración eucarística. Participan muchos fieles, y este año presidió los actos el obispo de la zona.

A mediados del siglo pasado, el P. Patrick Peyton promovió el rezo del rosario en familia desde California. Su lema era sencillo: la familia que reza el rosario permanece unida. Organizó por todo el mundo encuentros para rezar el rosario, denominados Family Rosary Crusade. Hoy día, el nombre ha cambiado a Rosary Rallies. Recuerdo un rally que se realizó en el 2009, en un estadio de fútbol en Los Angeles. El encuentro consistió en el rezo del rosario con meditaciones sobre cada misterio, números musicales y testimonios de varias personas como el actor y productor de cine Eduardo Verástegui, o una joven superviviente de las masacres en Ruanda, Immaculée Ilibagiza.

El rosario, muy extendido

Hoy día, gracias a la radio y a la televisión, se escucha el rosario y se medita en la vida de Nuestra Señora en todos los lugares de los Estados Unidos. En televisión, EWTN extiende la Misa y el rosario a millones de personas.  La cadena Relevant Radio transmite programas a una audiencia de 130 millones en muchas ciudades del país, y muchas otras cadenas de radio más pequeñas promueven esta devoción a la Virgen.

A modo de conclusión, hablar de la Virgen María es hablar de la fe católica y de la Redención. Se trata de la doctrina cristiana y de piedad popular. El amor de los fieles a la Virgen María lleva a un mayor encuentro con Jesús y su Iglesia, que se manifiesta en conversiones de personas y familias, el descubrimiento de distintos caminos vocacionales y un fuerte respaldo a movimientos a favor de la familia y de la vida.

De lo contado aquí se puede deducir que la devoción mariana en los EEUU tiene un origen muy diverso, lo que conlleva el desafío de fomentar la unidad católica mientras se respetan costumbres y devociones propias. Existen otros retos en la práctica de la devoción mariana; entre ellos está lograr traducir esa piedad en frutos para la vida cristiana en la familia, el campo de trabajo y la sociedad en general.  

Sin embargo, estos retos no disminuyen en nada la importancia vital del culto mariano pasado y presente en los EEUU que aquí hemos querido reseñar. Debemos añadir finalmente que el centenario de las apariciones de la Virgen en Fátima, así como la piedad mariana de los Papas, han fomentado la devoción a la Virgen María en este país y han dado lugar a un fuerte impulso evangelizador.

El autor

Juan Vélez

Chicago (Estados Unidos)

Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica