Vaticano

“Ad charisma tuendum” concreta la figura de la Prelatura del Opus Dei

La Santa Sede ha hecho pública la Carta Apostólica en forma de Motu proprio del Papa Francisco Ad charisma tuendum con el se modifican algunos artículos de la Constitución Apostólica Ut sit, con la que Juan Pablo II erigió el Opus Dei como Prelatura personal.

Maria José Atienza·22 de julio de 2022·Tiempo de lectura: 3 minutos
opus dei
El Papa Francisco con Mons. Ocáriz en su última audiencia ©Opus Dei

La Santa Sede ha hecho pública la Carta Apostólica en forma de Motu proprio del Papa Francisco Ad charisma tuendum. Este Motu proprio modifica algunos artículos de la Constitución Apostólica Ut sit, de 28 de noviembre de 1982, con la que san Juan Pablo II erigió el Opus Dei como Prelatura personal.

Fundado en 1928 por el sacerdote san Josemaría Escrivá, por el momento el Opus Dei es la única prelatura personal existente en la Iglesia católica, y recientemente, con la publicación de la Constitución Apostólica Praedicate Evangelium sobre la Curia romana, pasó a depender del Dicasterio para el Clero y no del de los Obispos, como hasta el momento. 

El prelado del Opus Dei, Mons. Fernando Ocáriz ha publicado una breve nota acerca de este Motu Proprio en la que destaca que el Opus Dei “acepta filialmente” el nuevo ordenamiento. 

Profundizar en el carisma de la Obra

En ella, el Prelado del Opus Dei subraya el interés del Papa por cuidar “el carisma del Opus Dei”, pues desea, como antes expresó Juan Pablo II en la Constitución Ut sit, “que siempre sea un instrumento apto y eficaz de la misión salvífica que la Iglesia lleva a cabo para la vida del mundo».

Por eso, Mons. Ocáriz alienta a los fieles de la Prelatura a “profundizar en el espíritu que el Señor infundió en nuestro fundador y para compartirlo con muchas personas en el ambiente familiar, laboral y social”, y que consiste en “difundir la llamada a la santidad en el mundo, a través de la santificación del trabajo y de las ocupaciones familiares y sociales”.

También los medios de comunicación de la Santa Sede, al presentar el documento, han subrayado el objetivo de proteger el carisma del Opus Dei y de promover la tarea evangelización que llevan a cabo sus miembros en medio del mundo. Por su parte, el Opus Dei ha publicado en su página web una explicación del nuevo documento en forma de diez preguntas y respuestas.

Modificaciones a la Constitución Apostólica Ut sit

En concreto, el nuevo Motu Proprio establece, por ejemplo, la modificación del texto del artículo 5 de la Constitución Apostólica Ut sit, que se sustituye, a partir de ahora, por el siguiente: «De acuerdo con el art. 117 de la Constitución Apostólica Praedicate Evangelium, la Prelatura depende del Dicasterio para el Clero, el cual, según la materia, evaluará las cuestiones relativas con los demás Dicasterios de la Curia Romana. El Dicasterio para el Clero, al tratar las diversas cuestiones, se servirá de las competencias de los demás Dicasterios mediante la oportuna consulta o transferencia de expedientes». En ese sentido, “todos los asuntos pendientes en la Congregación para los Obispos relativos a la Prelatura del Opus Dei seguirán siendo tratados y decididos por el Dicasterio para el Clero”.

También cambia la frecuencia con la que el Opus Dei deberá, a partir de ahora, presentar un informe acerca de la situación de la Prelatura y del desarrollo de su trabajo apostólico, que pasa de ser anual y no quinquenal, como determinó la Constitución Ut sit. 

El Motu Proprio señala además que, a raíz de estas modificaciones, “los Estatutos propios de la Prelatura del Opus Dei serán convenientemente adaptados a propuesta de la propia Prelatura, para ser aprobados por los órganos competentes de la Sede Apostólica”.

El prelado no será obispo

En cuanto a la figura del Prelado del Opus Dei, Ad charisma tuendum establece que el prelado no recibirá el orden episcopal.

Una decisión con la que se “pretende reforzar la convicción de que, para la protección del don particular del Espíritu, es necesaria una forma de gobierno basada más en el carisma que en la autoridad jerárquica”. 

Al Prelado del Opus Dei se le concede, en cambio, por razón de su cargo, el uso del título de Protonotario Apostólico Supernumerario con el título de Reverendo Monseñor y, por tanto, puede utilizar las insignias correspondientes a este título.

En relación con este aspecto, Mons. Fernando Ocáriz ha querido recordar que “la ordenación episcopal del prelado no era ni es necesaria para la guía del Opus Dei”. De hecho, san Josemaría Escrivá, el fundador del Opus Dei, no fue obispo; y su primer sucesor, el beato Álvaro del Portillo, fue ordenado obispo en 1991, tres años antes de su fallecimiento. Más adelante, el Prelado Mons. Javier Echevarría fue ordenado en 1995, poco después de asumir el gobierno de la Obra. 

En esta línea, Mons. Ocáriz ha animado a reavivar el espíritu de familia propio del Opus Dei, apuntando que “la voluntad del Papa de subrayar ahora la dimensión carismática de la Obra nos invita a reforzar el ambiente de familia, de cariño y confianza: el prelado ha de ser guía, pero, ante todo, padre”.

Leer más
Colabora
¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica