América

La Corte Suprema de Justicia anula el “derecho” al aborto a nivel federal en los Estados Unidos

Seis de los nueve jueces que conforman el Tribunal Supremo de los Estados Unidos dictaminaron que la Constitución americana no concede ni contiene el derecho al aborto.

Gonzalo Meza·24 de junio de 2022·Tiempo de lectura: 3 minutos
Aborto ROE WADE
Providas celebran el fallo del Tribunal en Washington ©CNS

En una decisión histórica, la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos revocó hoy la sentencia Roe v Wade de 1973 que establecía protecciones jurídicas para realizar abortos a nivel federal, y que fue interpretada como un “derecho constitucional”.

Hoy, seis de los nueve jueces que conforman el Supremo Tribunal de los Estados Unidos dictaminaron que la Constitución americana no concede ni contiene el derecho al aborto.

Por ende, la sentencia Roe v Wade queda anulada a partir de hoy. Este veredicto forma parte del caso Dobss v. Jackson Women’s Health Organization, en la que se dirimía si una ley del estado de Mississippi que prohibía el embarazo a partir de la semana quince, era constitucional o no.

Desde ahora, “La competencia para regular el aborto se le regresa al pueblo y a sus representantes electos”, dice el fallo. Esta sentencia será una de las más importantes en varias décadas pues la regulación del aborto quedará en manos de cada uno de los cincuenta estados de la Unión Americana. De esta forma, se prevé que más de la mitad de ellos implementen restricciones e incluso prohíban el aborto. Muchos de ellos ya lo hacen.

Los argumentos presentados hoy y respaldados por seis de nueve magistrados en la sentencia de 213 páginas señalan que la Constitución no establece el aborto como un derecho.

La Constitución no confiere a nadie el derecho a destruir una vida en interés de la otra.

Tal prerrogativa, dicen los jueces, no forma parte ni tiene sustento en la historia y tradición de la Nación Americana. Las leyes proaborto que se implementaron a nivel federal en las últimas décadas rompieron el equilibrio entre los intereses de la mujer que quiere abortar y los intereses del ser humano que está por nacer.

El aborto básicamente destruye una vida en potencia, indica el dictamen. Sin embargo, la Constitución no confiere a nadie el derecho a socavar o destruir una vida en interés de la otra. Roe v Wade y otras leyes, refieren los jueces, desconocieron en cincuenta años los derechos de una vida por nacer.

El juez Samuel Alito escribe en su opinión que el aborto representa un asunto de carácter moral que provoca opiniones divergentes, por ejemplo, cuando inicia una vida humana. En una democracia, tales cuestiones tan delicadas “deben ser resueltas por los ciudadanos de cada estado. Por ello es hora de regresar ese asunto al pueblo y a sus representantes electos”, indica el magistrado.

Para aquellos que están a favor del aborto, entre ellos el presidente norteamericano Joe Biden, este dictamen fue un “trágico error” y hoy ha sido un día sombrío en la historia de los EUA.

El mandatario indicó que usará todo lo que está en su poder para defender el “derecho de la mujer a decidir” entre ellos poner a disposición de las mujeres medicamentos para el control natal y favorecer el traslado de mujeres que deseen abortar hacia estados donde puedan realizarse el procedimiento.

Un día histórico

Para los que han defendido la vida desde el momento en que se aprobó Roe V Wade en 1973, hoy es un día de gozo, un día histórico, tal como señala José Gomez, arzobispo de los Ángeles y presidente de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos: “Durante cincuenta años se impuso una ley injusta. Estados Unidos se fundó sobre la verdad fundamental de que todos los hombres y mujeres son creados iguales, con derechos otorgados por Dios. Sin embargo, dicho principio fue gravemente mermado con la sentencia Roe v. Wade, la cual legalizaba la destrucción de una vida humana”.

Los prelados norteamericanos reconocen la labor de miles de personas y organizaciones provida pues gracias a su incansable trabajo a favor de los derechos de los no nacidos fue posible llegar a este fallo. Estos grupos, señala la Conferencia Episcopal, deben ser considerados como parte de los movimientos sociales que han luchado por los derechos civiles en nuestra nación.

Dado que este veredicto provocará reacciones violentas, tanto el presidente Biden como los Obispos norteamericanos han hecho un llamado a la paz.

Para tomar este tiempo posterior a Roe v. Wade como una oportunidad para sanar las heridas y reparar las divisiones sociales por medio del diálogo y la reflexión. El panorama indica que no será una tarea fácil.

Colabora
¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica