Cultura

La Orden de Malta: actualidad y arquitectura

La Soberana Orden de Malta es una de las instituciones benéficas más antiguas del mundo, opera en 120 países donde presta asistencia a personas necesitadas a través de sus actividades médicas, sociales y humanitarias.

Stefano Grossi Gondi·12 de noviembre de 2022·Tiempo de lectura: 4 minutos
orden de malta

La Soberana Orden de Malta es una de las instituciones benéficas más antiguas del mundo; tiene su sede en Roma y opera en 120 países donde presta asistencia a personas necesitadas a través de sus actividades médicas, sociales y humanitarias.

Se trata de una Orden religiosa laica de la Iglesia católica (que combina la realidad religiosa con la de los caballeros) desde 1113. También es sujeto de derecho internacional, la Soberana Orden de Malta mantiene relaciones diplomáticas con más de 100 Estados y con la Unión Europea y tiene estatus de observador permanente en las Naciones Unidas.

La Orden está dirigida por el Gran Maestre, que gobierna a la vez como soberano y como superior religioso y está asistido por el Consejo Soberano, que preside. La primera sede en Roma estaba en la colina del Aventino, inicialmente confiada a un monasterio benedictino y luego transferida a los Caballeros de Malta. La construcción de la Villa Magistral se completó entonces en el siglo XVIII.

Presencia de ayuda activa

En la actualidad, la Orden de Malta es especialmente activa en el sector médico, y está presente desde hace varios siglos en la mayor parte del mundo, donde trabajan sus 13.500 miembros, 95.000 voluntarios permanentes y personal cualificado. Hay 52.000 profesionales -la mayoría de ellos personal médico y paramédico- que forman una red de ayuda de emergencia para los refugiados y desplazados que viven en condiciones de guerra y conflicto.

La asistencia a las víctimas de catástrofes naturales y conflictos armados se ha intensificado en las últimas décadas. A través de sus Asociaciones Nacionales, su cuerpo de voluntarios y su agencia de ayuda internacional, la Orden de Malta proporciona asistencia médica y humanitaria de emergencia y trabaja con las poblaciones afectadas para implementar programas de reconstrucción y prevención de desastres.

La Orden de Malta ha intervenido para apoyar a los refugiados, los desplazados y los migrantes en general. Por ejemplo, los refugiados que huyen de Siria son recibidos en el hospital de campaña de Malteser International en Kilis, en la frontera turca. El hospital tiene 100 camas y puede realizar operaciones de urgencia. Gracias a la cooperación con socios locales, Malteser International también apoya a 9 centros médicos, de los cuales 3 son clínicas móviles en la región de Alepo, en Siria.

Su presencia más antigua a nivel hospitalario se encuentra en Palestina, donde se creó un hospital en la ciudad de Belén en 1895, que funcionó durante casi 100 años hasta que el hospital se vio obligado a cerrar en 1985 por razones políticas y sociales relacionadas con el conflicto árabe-israelí. Pero ese mismo año la Orden de Malta decidió reabrir un ala de maternidad con 28 camas. A lo largo de los años, el hospital ha aumentado su compromiso, recurriendo a la ayuda extranjera (Unión Europea, Estados Unidos, etc.).

La Orden de Malta interviene, a menudo, ante desastres y catástrofes naturales. Las intervenciones de emergencia han tenido lugar en los últimos años en Indonesia, tras el terremoto y el tsunami de septiembre de 2018, en Nepal tras gravísimos terremotos, en las Filipinas devastadas por el tifón Haiyan, en el Cuerno de África azotado por la hambruna y en toda Europa, donde los cuerpos de socorro responden a las inundaciones y a los fenómenos meteorológicos extremos. En Haití, el país más pobre del hemisferio occidental, se están llevando a cabo proyectos de desarrollo sostenible a largo plazo.

Las enfermedades y las epidemias son un reto constante, lo que hace que se intervenga en el caso de la lepra, una enfermedad famosa a lo largo de la historia, a la que se añaden enfermedades «más modernas» como la tuberculosis, la malaria y el VIH/SIDA, que son actualmente las principales causas de muerte en África. Malteser International, organización y agencia de ayuda internacional con sede en Colonia y Nueva York, lleva casi 60 años de actividad y actualmente organiza más de 140 proyectos en 35 países de África, Asia y América.

La Orden de Malta tiene una historia de siglos, incluso de milenios, y es comprensible que su sede esté situada en el centro de Roma. Estos lugares son tres: el Palacio Magistral, la Villa Magistral y la Casa de los Caballeros de Rodas.

El Palacio Magistral

Esta es la residencia del Gran Maestre y la sede del gobierno de la Soberana Orden de Malta desde 1834; está situado en Via Condotti, uno de los puntos centrales de la ciudad de Roma; pertenece a la Orden de Malta desde 1629.

Al principio, el palacio sirvió de sede del embajador de la Orden de Malta ante los Estados Pontificios. Dos siglos después, cuando la Orden llegó a Roma en 1834, se convirtió en la residencia del Gran Maestre y en la sede de su gobierno.

La República Italiana concedió a esta sede el derecho de extraterritorialidad.

La Villa Magistral

El mismo derecho de extraterritorialidad se aplica a la Villa Magistral, situada en la colina del Aventino y que alberga la sede del Gran Priorato de Roma.

Ha acogido algunos de los acontecimientos más significativos de la vida institucional de la Orden en los últimos tiempos: las elecciones de los seis últimos Grandes Maestres y la fiesta de San Juan Bautista -patrón de la Orden- que se celebra anualmente en sus jardines el 24 de junio desde hace siglos.

La Villa Magistral cuenta también con un importante tesoro artístico: su iglesia, Santa María in Aventino, es el único ejemplo arquitectónico del artista Giovanni Battista Piranesi (1720-1778), que modificó una antigua planta establecida en el siglo X, cuando había monjes benedictinos.

Muy famoso es el llamado «ojo de la cerradura», donde los visitantes que llegan al Aventino se acercan para asomarse a esta cerradura que enmarca la cúpula de la Basílica de San Pedro.

Casa de los Caballeros de Rodas

La Casa de los Caballeros de Rodas es un edificio en el corazón del Foro Romano, en su parte dedicada a Augusto. Tras una larga historia a lo largo de los siglos, fue confiado a la Orden de Malta al final de la Segunda Guerra Mundial, y esta asignación se debe a que este edificio del siglo XIII perteneció a los Caballeros de San Juan de Jerusalén, una orden caballeresca con una larga historia que se fusionó con la Soberana Orden Militar de Malta.

El autorStefano Grossi Gondi

Colabora
¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Más en Omnes
Newsletter La Brújula Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica