Mundo

Canadá: Ir a las periferias. Al Polo Norte y al desierto laicista

Edmonton (provincia de Alberta), Iqaluit (territorio de Nunavut) y la ciudad de Québec son los tres lugares de Canadá a los que irá el Papa.

Fernando Emilio Mignone·20 de mayo de 2022·Tiempo de lectura: 2 minutos
canada indigenas papa francisco

El Papa Francisco vendrá a las periferias geográficas y existenciales del 24 al 29 de julio, cuando viaje al Canadá secularizado. Entrevistado por televisión en la ciudad de Québec, el cardenal Gérald Lacroix, arzobispo de esa ciudad y primado de Canadá, dijo que “aunque venga en silla de ruedas lo recibiremos con los brazos abiertos”. 

Se ha confirmado que las tres ciudades a donde Francisco irá son Edmonton (provincia de Alberta), Iqaluit (territorio de Nunavut) y la ciudad de Québec. La última visita papal a la provincia francófona tan laicista fue en 1984. 

Las fechas rondan el 26 de julio, fiesta de Santa Ana, muy querida por los indígenas canadienses. La abuela de Cristo es venerada por ellos desde hace siglos en Sainte Anne de Beaupré, cerca de la ciudad de Québec, y desde hace 133 años en Lac Sainte Anne, 100 km al oeste de la capital de Edmonton.

El arzobispo de Edmonton Richard Smith será el coordinador de la visita. Dijo el 13 de mayo que “la visita será una oportunidad para que el Papa, aquí en Canadá, pueda escuchar y dialogar con los pueblos indígenas, manifestarles su sincera cercanía y abordar el impacto de las escuelas residenciales.” Dijo que las tradiciones y ceremonias autóctonas serán esenciales durante la visita papal. Está admirado de que el Papa venga dada su salud, ya que, por ejemplo, ha cancelado su viaje al Líbano en junio. 

Iqaluit no existía como localidad habitada hasta la segunda guerra mundial, cuando Estados Unidos estableció una base aérea ahí. En 1999 Canadá creó el Territorio nacional de Nunavut, con dos millones de km2 que llegan al Polo Norte, mas con solo cuarenta mil habitantes. La mayor parte son inuit (antes se los llamaba esquimales) y cristianos. Su capital, Iqaluit, con ocho mil habitantes (la mitad, inuit), está situada en la bahía Frobisher, al sureste de la enorme isla Baffin. 

Siguiendo el consejo de Jesús, el Papa echará las redes en Iqaluit, que quiere decir “lugar de muchos peces”. Va en el mes más caluroso del año, cuando la temperatura oscila entre 4 y 12 grados centígrados. Francisco seguramente saludará a la gobernadora general de Canadá, Mary Simon, la primera gobernadora indígena de este país (o sea la representante de la Reina Isabel de Inglaterra). La madre de Simon era inuk (en singular: inuit está en plural) y Simon creció en esa cultura, como anglicana. El 1 de abril ella agradeció al Papa Francisco el que hubiera pedido perdón ese día en el Vaticano a los indígenas canadienses.

Para más background se puede leer Ir a la periferia del Gran Norte canadiense; Los “desaparecidos” de Canadá; El Papa viajará a Canadá para reunirse con indígenas; mi entrevista al historiador montrealense Jacques Rouillard; “Caminemos juntos, arrivederci Canada”: Histórica disculpa del Papa a indígenas canadienses.

Colabora
¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica