España

“Fieles al envío misionero”: las líneas de la CEE para 2021-2025

Los obispos españoles han hecho públicas las líneas de acción de la Iglesia española para los próximos cuatro años.

Maria José Atienza·27 de julio de 2021·Tiempo de lectura: 5 minutos
capilla cee

La Conferencia Episcopal Española ha hecho público hoy el documento Fieles al envío misionero aprobado por la Asamblea Plenaria con las orientaciones y las líneas de acción para la CEE en el período 2021-2025. La Conferencia Episcopal Española ofrece en este documentos unas orientaciones y líneas de trabajo especialmente dirigidas a los órganos de la propia Conferencia.

Un profundo análisis previo

El documento comienza con un análisis de la realidad española en todos sus niveles. Los obispos no son ajenos a la nueva situación social en la que se mueve la Iglesia Católica en la que impera “un capitalismo moralista que no solo regula la producción y el consumo, sino que impone valores y estilos de vida” al que se une el relativismo cultural imperante y un avance del nihilismo que produce un empobrecimiento espiritual y la pérdida de sentido de la vida para muchas personas. Un proceso que, como se recoge en el documento nace “, teledirigida, una propuesta neopagana que pretende construir una sociedad nueva, para lo cual es preciso «deconstruir». Así asistimos a un constructivismo antropológico en las muy extendidas corrientes ideológicas de género y en la aceptación social del aborto y la eutanasia; un constructivismo histórico y también pedagógico, reforzado con el dominio de la escuela, para lo cual es preciso «deconstruir» pues, como dice Francisco en el n. 13 de FT, «la libertad humana pretende construirlo todo desde cero». Todo ello ocurre de manera indolora, pues la cultura de masas, basada en emociones y sensaciones, está logrando que este proceso de derribo se viva de manera casi indiferente, más aún como un logro de la libertad”.

La sociedad de la desconfianza y la posverdad envuelve y afecta, de este modo, directamente también a la relación de los católicos y no católicos con la Iglesia.

Familia, pandemia y dificultades

Uno de los pilares que se ha visto afectado por este proceso ha sido el de la familia, especialmente, en lo que se refiere a la unidad y estabilidad familiar: “la secularización influye en el deterioro de la familia llamada tradicional, también parece cierto que la crisis de la misma contribuye, a su vez, a impulsar el declive religioso, pues quiebra una institución básica en la transmisión de la fe y de experiencias básicas en la configuración de la persona (…) El debilitamiento del vínculo familiar provoca la pérdida de vínculos sociales, lo que acentúa dicho debilitamiento, pues el elogio de la autonomía individual y la permanente reclamación del derecho a tener derechos entroniza al individuo y hace sospechoso cualquier vínculo”.

Evidentemente, la pandemia ha influido en el proceso de redacción de este documento. Un golpe a la humanidad ante el que los cristianos estamos llamados a “considerar esta situación como un momento histórico de fuerte llamada a la renovación para la humanidad y para la Iglesia” y a dar “testimonio de una confianza que vence a los miedos, de esperanza y de caridad fraterna”.

Otro de los puntos introductorios del documento pone de manifiesto la realidad de la iglesia católica en la España actual en la que, viendo los datos sociales, se encuentra con “dos tipos de dificultades: unas vienen de fuera de la cultura ambiental; otras vienen de dentro, de la secularización interna, la falta de comunión o de audacia misionera”.

El magisterio del Papa Francisco

La segunda parte de la carta, dedicada al marco eclesial comienza con la referencia al magisterio del Papa Francisco quien “sitúa la fidelidad de la Iglesia al mandato misionero –id– y sacerdotal – haced– en sus textos magisteriales Evangelii gaudium (2013) y Gaudete et exsultate (2018) que contienen las líneas que se desarrollan en documentos como Amoris laetitia (2016); Christus vivit (2019)], y Laudato si’ (2015) y Fratelli tutti (2020): “El anuncio del Evangelio se produce a personas que viven realidades que el papa nos presenta como verdaderos signos de los tiempos, paso del Señor que ilumina y juzga la historia para convocar a la conversión, la fraternidad y la misión. Estos lugares privilegiados son la familia (niños, jóvenes, ancianos), los migrantes y descartados y la casa común de la familia humana”. Además señalan que “La propuesta del papa se realiza desde el anuncio de la misericordia que reconoce las propias miserias. Por ello, merecen especial atención las cuestiones de abusos a menores y personas vulnerables realizadas por miembros de la Iglesia”.

Los trabajos de la CEE

Fieles al envío misionero recuerda las líneas de trabajo de la CEE en los últimos años y que han de continuar estando en primera línea de acción:

  • Los frutos del Congreso de laicos: Pueblo de Dios en salida con «la centralidad de los cuatro itinerarios en todas nuestras acciones pastorales: primer anuncio, acompañamiento, procesos formativos y presencia en la vida pública».
  • El plan de formación sacerdotal Formar pastores misioneros.
  • La aplicación de Amoris laetitia y la renovación de la preparación al matrimonio.
  • Iglesia servidora de los pobres en la actual situación de crisis económica y social.
  • La transmisión de la fe por medio de la catequesis de iniciación cristiana y del catecumenado.
  • El cuidado de la piedad popular como espacio para transmitir la fe.
  • Atención a la pastoral y catequesis para personas con discapacidad.
  • La puesta en práctica de medidas de atención a las víctimas de abusos, la sanción de los culpables y la prevención de todo tipo de abusos

Discernimiento y llamada a la evangelización

Fieles al envío Misionero concluye con una llamada a “un gran discernimiento eclesial realizado al mismo tiempo que caminamos y desde todo aquello que descubrimos en la andadura compartida (…) Queremos como Colegio –colegialidad– y como Pueblo –sinodalidad– a la luz del Espíritu, la Palabra y el Magisterio reconocer el paso del Señor e interpretar su llamada en esta hora para hacer las elecciones adecuadas que realmente iluminen el trabajo de la Conferencia al servicio de las diócesis”.

Asimismo, se realiza una llamada a la salida misionera para todos, especialmente los laicos que conlleva “ponernos a la escucha de las necesidades de nuestra sociedad en la perspectiva del bien común e iluminados por la Doctrina Social de la Iglesia”.

Las líneas de acción

La propuesta de acción de este documento para la Iglesia española señala, en primer lugar la necesidad de ser “testigos de Dios y maestros de la fe ante el empobrecimiento espiritual y las nuevas búsquedas de espiritualidad, desde la convicción de que el ser humano es capaz de encontrarse con Dios. (…)También hemos de enseñar a rezar, a vivir la relación con Dios y a recordar la verdad más profunda del ser humano: que Dios lo ha creado y lo mantiene en la existencia”.

Las prioridades

Las prioridades de la Iglesia española para los próximos años se articulan en torno a

  • Evangelización
  • Iniciación cristiana
  • Propuesta de la vida como vocación: identidad, espiritualidad y misión de sacerdotes, laicos (matrimonios) y vida consagrada.
  • Presencia en la vida pública, personal, comunitaria e institucional al servicio del bien común.
  • Testimonio personal e institucional de Iglesia acogedora y samaritana en la opción preferencial por los pobres
  • «Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión»
  • Plan de comunicación de la Conferencia Episcopal Española.
  • Acompañamiento integral (personal, material y espiritual) a todos los afectados por la pandemia
  • Organización de las Iglesias particulares al servicio del Pueblo de Dios: revisión de la presencia en el mundo rural, renovación misionera de las parroquias.

Reforma de la CEE

Uno de los puntos más esperados es el que se refiere a la reforma de la propia Conferencia Episcopal Española. En este sentido, Fieles al envío misionero destaca que, en los próximos años “debemos avanzar en la forma de trabajar en la Conferencia Episcopal Española. En el interior de las comisiones (subcomisiones y departamentos) y entre las diversas comisiones.

Las líneas de acción correspondientes con los trabajos de las comisiones episcopales centran la última parte del documento en la que se detallan su misión, las acciones a realizar e impulsar en los próximos años así como los trabajos conjuntos entre diferentes comisiones.

Fieles al envío misionero es fruto de un ejercicio de discernimiento compartido por los obispos, los órganos colegiados de la CEE y los colaboradores, para aproximarse a la realidad social y eclesial y sugerir unas orientaciones pastorales que han realizado, a lo largo de varios meses de diálogo.

Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica