España

«Tenemos que tener creatividad para llegar a los de fuera de la Iglesia»

Maria José Atienza·29 de septiembre de 2021·Tiempo de lectura: 3 minutos
encuentro jimenez zamora

Lograr la participación y escuchar a todos los católicos, también a quienes no tienen una pertenencia activa a la Iglesia o incluso no forman parte de ella. Este es el objetivo de la fase inicial del Sínodo que comenzará de manera oficial en las diócesis el 17 de octubre.

Mons. Vicente Jiménez Zamora, arzobispo emérito de Zaragoza, ha compartido un encuentro con los periodistas en la sede de la Conferencia Episcopal Española en el que ha compartido los primeros pasos que se están dando en nuestro país para la celebración dl próximo sínodo de los Obispos  que lleva por título “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión” y que tendrá lugar en Roma en 2023.

«La Iglesia es sinodal en su ADN»

El obispo encargado de coordinar el Sínodo en la CEE ha recordado que “la Iglesia es sinodal desde su nacimiento, está en su ADN y lo vemos especialmente en los primeros pasos de la Iglesia”. Asimismo, ha destacado que este proceso es “un camino de escucha y participación que el final, volverá de nuevo a las Iglesias particulares”. En este caso, ha subrayado, el Papa le ha dado “una modalidad, que es que este Sínodo no es solo de los obispos, una reunión puntual en Roma, sino se trata un proceso que comienza en las diócesis de todo el mundo con la participación de todos”. Una participación de “pirámide invertida” para la que se pretende incluir a las parroquias, a través de sus consejos, fieles…etc., que enlacen con equipos diocesanos encargados de esta misión y que serán los que, a su vez, tengan contacto con el equipo formado en la Conferencia Episcopal a estos efectos.

Mons. Vicente Jiménez Zamora ha admitido que no es un camino fácil. Por una parte, “hay diócesis ya han realizado sínodos diocesanos y conocen estos mecanismos de escucha y participación, en otras se han realizado los planes pastorales a través del diálogo con diversos grupos, pero no todas tienen este sistema sinodal igualmente aprendido”. Para dar a conocer este proceso están previstas acciones de comunicación como trípticos, video informativos, campañas… etc., que ayuden a crear lo que ha llamado “una cultura de sínodo”.

“Lo importante es que entremos en este camino juntos, con todos y también con quienes no forman parte de la Iglesia”, ha subrayado en varias ocasiones el arzobispo emérito de Zaragoza que ha destacado además que el sínodo “no es un asamblerismo popular sino que es tomar el pulso a cómo se siente la Iglesia y cómo quiere caminar con otros”. “El método es la escucha y la finalidad es discernir que tiene que dar la Iglesia al mundo y a la sociedad”, ha afirmado.

Un temario adecuado para quienes no forman parte de la Iglesia

Uno de los objetivos de este camino sinodal impulsado por el Papa Francisco es conocer las inquietudes y opiniones sobre la Iglesia de aquellos que no forman parte de ella. Un reto nada fácil, como ha admitido Mons. Vicente Jiménez Zamora, “las instituciones o los caminos en las diócesis más o menos los tenemos claros, pero llegar a los de fuera, a quienes no son parte de la Iglesia requiere creatividad. Tenemos algunos cauces ya abiertos, a través de la pastoral obrera o penitenciaria, pero no podemos quedarnos ahí. Además, hemos de hacer un proceso de escucha, de diálogo, no de discusión…”.

En esta línea ha querido subrayar que en los núcleos temáticos que se han preparado “no se ha evitado ninguna cuestión, cuanto más aflore todo, mejor. No hay que tener miedo y dar la palabra a todos, porque también los de fuera nos evangelizan. Lo vemos en el Evangelio con ejemplos como la cananea o el centurión” y ha admitido que quizás «haya que preparar otros temas para quienes no forman parte de la Iglesia, porque los lenguajes son distintos y hemos de crear puentes».

Evitar la autorreferencialidad, que es una tentación muy fácil, es uno de los objetivos clave de este sínodo en el que, como ha destacado Mons. Jiménez Zamora, «no sabemos qué va a salir».

El equipo sinodal

Mons. Vicente Jiménez Zamora preside el equipo sinodal que se ha creado en la CEE para servir de enlace tanto con la Santa Sede, a través de Mons. Luis Marín, como con las diócesis españolas y el Arzobispado Castrense y, durante estos días en los que se reúnen los obispos de la Comisión permanente, es el encargado de informar de este proceso a los prelados.

Jiménez Zamora ha destacado la variedad del equipo formado en la CEE para coordinar las tareas del camino sinodal en España. El equipo, además de él como presidente, está formado por Mons. Luis Argüello, Secretario general de la CEE; Isaac Martín, laico de la diócesis de Toledo; Olalla Rodríguez, laica de la Renovación carismática católica; Dolores García, presidenta del Foro de Laicos; Luis Manuel Romero, sacerdote, director de la Comisión Episcopal para los Laicos, Familia y vida; María José Tuñón ACI, religiosa, directora de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada; y Josetxo Vera, director de la Comisión Episcopal para las Comunicaciones Sociales.

Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica