España

Las diócesis comienzan el camino del sínodo de la escucha

Durante el fin de semana, las Iglesias locales han vivido la apertura de la fase diocesana del sínodo de los obispos que bajo el lema «Por una iglesia Sinodal: comunión, participación y misión” quiere reunir a toda la Iglesia católica, e incluso  quienes no forman parte de ella, para discernir los retos y claves de la Iglesia en este tiempo.

Maria José Atienza·17 de octubre de 2021·Tiempo de lectura: 4 minutos
sinodo sevilla
Foto: ©Archisevilla

El conocido como “Sínodo sobre la sinodalidad” ya es una realidad. Este fin de semana, las diócesis españolas, al igual que las del resto del mundo, han celebrado la apertura de la primera fase de este itinerario sinodal que culminará en octubre de 2023, con la celebración en Roma de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos.

Escuchar primeramente a Dios

Si hay algo que pueda resumir este proceso sinodal es la escucha. Una actitud que, en primer lugar, ha de ser hacia Dios, como ha señalado Mons. Santiago Gómez, Obispo de Huelva al abrir el sínodo en su diócesis: “Antes de hablar de Dios, tenemos que escuchar su Palabra, aprender como discípulos de la Palabra hecha carne, discípulos del Señor Jesús. Este proceso sinodal nos invita a escucharnos unos a otros, pero antes los discípulos deben escuchar la Palabra. El camino sinodal que emprendemos nos invita a dialogar con todos, pero es preciso partir del diálogo con Dios.

Del mismo modo se expresaba el obispo de Cartagena – Murcia, Mons. Lorca Planes: “El Santo Padre nos pide algo sencillo, reconocer y actualizar nuestra esencia, volver a los orígenes con intensidad y, para esto, es necesario escuchar la Palabra de Dios, porque siempre nos servirá de orientación en la vida; también que oigamos la voz del Espíritu Santo, que nos iluminará para que podamos caminar como hermanos”. También el obispo de Málaga se refirió en la apertura de su diócesis a la necesidad de la renovación “bajo la acción del Espíritu y la escucha de la Palabra».

Por su parte, Mons. Carlos Escribano, Arzobispo de Zaragoza destacaba que “Nuestra tarea es descubrir que Jesús camina a nuestro lado. Hemos de ser expertos en el encuentro: dar espacio a la adoración. El camino sinodal solo será tal, si nos encontramos con Cristo y, con él, con nuestros hermanos”.

El bautismo: fuente de nuestra comunión y participación

Otro de los signos de este Sínodo quiere ser la comunión. Un acento que fue subrayado por Mons. Demetrio Fernández que pidió a los fieles trabajar unidos y en comunión “para participar todos en la construcción de la Iglesia y en el testimonio que la Iglesia está llamada a dar en el mundo”. De manera análoga, Mons. Sainz Meneses, arzobispo de Sevilla señalaba que “en virtud de nuestro Bautismo todos estamos llamados a participar activamente en la vida de la Iglesia. Todos estamos invitados a la oración, al encuentro, al diálogo, a escucharnos unos a otros, de modo que podamos captar los impulsos del Espíritu Santo, que viene en nuestra ayuda para guiar nuestros esfuerzos humanos, y nos lleva a una comunión más profunda y a una misión más eficaz en el mundo”.

También a la unidad se refería el cardenal arzobispo de Madrid que señalaba que “Para toda la Iglesia el punto de partida no puede ser otro que el Bautismo, que es nuestro manantial de vida; con ministerios y carismas diversos, todos estamos llamados a participar en la vida y en la misión de la Iglesia”. Asimismo, mons. Osoro recordó que, con este sínodo “no estamos abriendo un parlamento ni tampoco vamos a hacer un sondeo de opiniones”, sino que “toda la Iglesia universal se pone en camino» y, a través de cada Iglesia particular, inicia una consulta en la que el primer protagonista es el Espíritu Santo”.

Apertura en la diócesis de Cartagena

Esta idea marcó varias de las homilías de los obispos en esta apertura, como la del arzobispo de Tarragona que subrayó que » Como afirmaba el Papa Francisco, el Sínodo no es un parlamento, ni tampoco un sondeo de opiniones. Es más bien un momento eclesial. El método sinodal nos invita a hacer de este Sínodo una magnífica ocasión de diálogo profundo, de escucha humilde, de discernimiento sincero de los signos de los tiempos, donde el sujeto real sea, porque lo es, todo el pueblo santo de Dios”. También mons. Barrio Barrio  quiso destacar que este sínodo es una búsqueda de la verdad, que implica reconocer y apreciar la riqueza y la variedad de los dones y de los carismas; y que ha de servir para regenerar las relaciones cristianas  con grupos sociales y comunidades de otras confesiones y religiones.

El apoyo de la Conferencia Episcopal

Una vez abierta esta primera fase del sínodo, antes del 31 de marzo del próximo año, las diócesis tendrán que enviar sus conclusiones a la Conferencia Episcopal que coordinará la elaboración de una síntesis de las aportaciones, en la que participarán también el responsable de la Conferencia Episcopal para el proceso sinodal y su equipo, así como los representantes elegidos para participar en la Asamblea General Ordinaria del Sínodo en Roma, una vez ratificados por el Santo Padre. Esta síntesis se enviará a la Secretaría General del Sínodo junto a las aportaciones de cada una de las Iglesias particulares.

La Conferencia Episcopal Española ha habilitado un espacio web de información sobre el camino sinodal y en el que se pueden encontrar los documentos relativos al proceso, preguntas y respuestas, actividades y agenda, etc. Una de las citas previstas en esta primera fase, desde la Comisión Episcopal para los Laicos, Familia y Vida de la Conferencia Episcopal es la ponencia que el subsecretario del Sínodo de los obispos, el agustino español Mons. Luis Marín de San Martín, ofrecerá el sábado 23 de octubre de 10.30 a 13.30 h. y que se podrá seguir de manera online.

Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica