Iniciativas

Magnus MacFarlane– Barrow: «El punto de partida de lo que hago es vivir los mensajes de la Virgen»

Más de dos millones de niños reciben, en todo el mundo, una comida diaria en un centro educativo gracias a Mary´s Meals. El fundador de esta ONG, Magnus MacFarlane– Barrow tiene el convencimiento de que la alimentación física y la educación han de ir unidas para acabar las situaciones de pobreza en el mundo.

Maria José Atienza·8 de diciembre de 2021·Tiempo de lectura: 6 minutos
Mary´s Meals

Hace pocas semanas, Magnus MacFarlane – Barrow visitaba España para charlar con los alumnos de la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid, y dar a conocer Mary’s Meals y su lucha por acabar con el hambre en el mundo.

18 euros es lo que cuesta alimentar a un niño todos los días lectivos durante un año y esta ONG, ligada a la protección de la Virgen María y al Santuario de Medjugorje reparte, a través de sus voluntarios, más de dos millones de comidas en colegios, centros educativos, prisiones o centros de migrantes.

En esta entrevista concedida a Omnes, el fundador de Mary´s Meals, Magnus MacFarlane – Barrow, subraya cómo “Mary’s Meals es una hermosa oportunidad para ser apóstoles del amor y la Virgen nos sigue invitando a ser apóstoles del amor”.

Link for English version

¿Cómo y por qué nace Mary´s meals?

–En 1992, mi hermano y yo lanzamos un llamamiento de ayuda a los que sufrían las atrocidades de la guerra de Bosnia. El impulso de este llamamiento me llevó a crear una organización benéfica registrada, Scottish International Relief (SIR), en la que trabajamos durante diez años. A lo largo de estos años, trabajamos mucho en Rumanía con niños seropositivos, y también en África Occidental y Liberia durante su guerra civil: muchas cosas diferentes y muchas situaciones distintas, pero sin un foco real.

Magnus MacFarlane– Barrow
Magnus MacFarlane– Barrow

La campaña mundial Mary’s Meals nació en 2002, cuando visité Malawi durante una hambruna. Estábamos llevando a cabo programas de alimentación de emergencia muy sencillos, llevando alimentos de las ciudades a las aldeas. Mientras lo hacíamos, conocí a una familia que me impactó enormemente y que fue la que, realmente, desencadenó el nacimiento de Mary’s Meals. Vivían en una cabaña de barro de dos habitaciones, el padre había muerto hacía dos años y la madre se estaba muriendo de SIDA, tumbada en el suelo con sus hijos a su alrededor. Empecé a hablar con el hijo mayor, Edward, y le pregunté cuáles eran sus sueños en la vida. Edward respondió simplemente: «Tener suficiente comida para comer e ir a la escuela algún día».

La respuesta de Edward era algo con lo que nos habíamos encontrado una y otra vez, trabajando en las comunidades más pobres del mundo. Nos encontrábamos continuamente con niños que no iban a la escuela a causa de la pobreza. Y se ha demostrado, una y otra vez, que una educación básica para todos es la clave para sacar a las comunidades más pobres del mundo de la pobreza. Sus palabras pusieron esta realidad en el punto de mira y Mary’s Meals se convirtió en una respuesta sencilla a esta situación.

Estamos convencidos que Mary’s Meals no es sólo una idea sino que es algo que hemos visto que funciona realmente.

Mary´s meals se sostiene en los miles de voluntarios que hacen que los donativos se destinen, casi ítegramente a los proyectos de alimentación y emergencias ¿cómo se gestiona una ONG como esta? ¿De donde proceden sus voluntarios?

–El trabajo de Mary’s Meals se compone de muchos pequeños actos de amor, y contamos con miles de voluntarios cada día para hacer realidad nuestro programa.

Nuestros programas de alimentación escolar son propiedad de las comunidades locales de los países en los que operamos y están gestionados por ellas.

Magnus MacFarlane – Barrow. Fundador de Mary’s Meals

Todo el modelo se basa en la idea de la propiedad local. Nuestros programas de alimentación escolar son propiedad de las comunidades locales de los países en los que operamos y están gestionados por ellas. Y es importante que los voluntarios de esos países tengan la oportunidad de apropiarse del programa y aprender de la experiencia, para que puedan liderar el apoyo a la educación y la alimentación escolar en su propio entorno.

A veces, en la ayuda humanitaria existe el peligro de que los habitantes de los países más ricos seamos los que damos y los de lugares como África e India sean simplemente receptores pasivos de nuestra ayuda. En Mary’s Meals no es así en absoluto. Se trata del respeto mutuo y de la apropiación local del proyecto, en el que un montón de personas de todo el mundo caminamos juntas con el mismo objetivo. Ya sea la gente de Occidente que da el dinero para comprar los alimentos o la gente de Malawi que se levanta a primera hora para encender los fuegos para cocinar la comida que se sirve, todos estamos unidos en esa misma misión.

Mary’s Meals hace referencia a la Virgen María, de hecho, Cristo es el alimento de todas las almas, ¿cómo ha influido su visión cristiana de la vida en esta tarea?

–Mary’s Meals es un proyecto de la Virgen desde el principio. Ella se ocupa de ello. Llevamos el nombre de María, la madre de Jesús, que educó a su propio hijo en la pobreza. Creo que Mary’s Meals es una hermosa oportunidad para ser apóstoles del amor y la Virgen nos sigue invitando a ser apóstoles del amor. Cualquier persona en cualquier situación puede formar parte de esta misión, y esa es una de las cosas que me gustan tanto de Mary’s Meals.  Con su ayuda estamos alimentando a más de dos millones de niños cada día de escuela en 20 países.

La ciudad suroccidental de Medjugorje, en Bosnia y Herzegovina, sigue siendo absolutamente el centro de este hermoso proyecto que está creciendo en todo el mundo. Tenemos un centro de información en Medjugorje, por lo que muchos peregrinos que vienen se encuentran con Mary’s Meals. Hoy en día, tenemos organizaciones de Mary’s Meals en 18 países que existen con el propósito de crear conciencia y recaudar fondos y la mayoría de esas organizaciones han nacido a través de personas que descubren Mary’s Meals en Medjugorje.

La mayoría de nuestras organizaciones han nacido a través de personas que descubren Mary’s Meals en Medjugorje

Magnus MacFarlane – Barrow. Fundador de Mary’s Meals

La fe, el Evangelio y Medjugorje están en el centro de mi vida. El punto de partida de todo lo que hago es rezar y tratar de vivir los mensajes de la Virgen. No se trata de salir y hacer cosas, sino de hacer lo que la Virgen pide cada día. Luego, tal vez, Dios nos llame a hacer otras cosas.

Yo sigo inspirándome en mi fe católica y mi experiencia de estos años haciendo este trabajo ha fortalecido mi fe una y otra vez, viendo la providencia de Dios en acción. Cuando hemos necesitado algo para seguir alimentando a los niños, Dios siempre ha provisto.

Mary´s meals cuenta con voluntarios de muy diferentes contextos. ¿Cómo se pueden apoyar las campañas de Mary´s meals?

Mary´s Meals

–Nuestra misión es hacer posible que las personas ofrezcan su dinero, sus bienes, sus habilidades, su tiempo o sus oraciones y, a través de esta participación, proporcionar la ayuda más eficaz a quienes sufren los efectos de la pobreza extrema en las comunidades más pobres del mundo.

Sin voluntarios apasionados y motivados, Mary’s Meals no puede funcionar. Somos un movimiento global de base, y una parte intrínseca de nuestro trabajo es involucrar a tantas personas como sea posible, reconociendo que cada una tiene un papel único que desempeñar en esta misión.

Este increíble movimiento ha crecido en todo el mundo. Cada vez recibimos más apoyo de empresas que hacen todo tipo de cosas creativas. Recibimos apoyo de fundaciones. Esas grandes donaciones nos ayudan a acelerar y avanzar. Pero, sobre todo, estamos construyendo un movimiento de base de muchas, muchas personas que hacen donaciones más modestas, personas que nos dan esa cantidad de dinero para alimentar a un niño durante un año.

Como la naturaleza de nuestra intervención es a medio y largo plazo y tenemos la intención de caminar junto a estas comunidades durante varios años, creemos que la construcción de este movimiento de base es la clave para permitirnos hacer esa promesa, para caminar con ellos, hasta el momento en que estemos

Mi experiencia de estos años haciendo este trabajo ha fortalecido mi fe una y otra vez, viendo la providencia de Dios en acción.

Magnus MacFarlane – Barrow. Fundador de Mary’s Meals

¿Cree que la sociedad ha ido ganando en solidaridad en estos últimos años o, por el contrario, nos hemos «acostumbrado» a ver escenas de hambre en el mundo?

–Lamentablemente, cuando miramos el mundo de hoy, no es bueno. Después de décadas de progreso en la lucha contra el hambre en el mundo, estamos retrocediendo de una manera horrible. Millones y millones de personas cayendo en el hambre crónica. Millones de niños que se enfrentan a una nueva hambre en este mundo.

Se calcula que hay 75 millones de niños, como Edward, que necesitan comidas en la escuela. Más de 58 millones de ellos están sin escolarizar y muchos más están en la escuela, demasiado hambrientos para aprender. Si nos tomamos en serio la creación de una solución sostenible para el hambre en el mundo, ahí es donde tenemos que empezar, no podemos pasar de esos niños.

¿Qué tipo de futuro sostenible hay si los niños no van a la escuela, si no comen, si no pueden crecer y desarrollarse y ser las personas que están destinadas a ser? En los países en los que ya estamos trabajando, hay mucho más que hacer, por no hablar de los países que todavía están esperando. Así que no falta trabajo por hacer.

Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica