Mundo

El Papa no cesa al obispo de Hamburgo, Stefan Hesse, para favorecer un nuevo comienzo

Mons. Stefan Hesse había presentado su renuncia al Santo Padre el pasado mes de marzo. Al no ser aceptada por el Papa, el obispo promete recomenzar apoyándose en la confianza mutua.

José M. García Pelegrín·16 de septiembre de 2021·Tiempo de lectura: 4 minutos
hesse obispo Hamburgo
Foto: ©2021 Catholic News Service / U.S. Conference of Catholic Bishops.

Con un comunicado de la Nunciatura Apostólica en Alemania, reproducido por la Conferencia Episcopal Alemana y fechado el 15 de septiembre, se ha dado a conocer que el Papa Francisco no ha aceptado la renuncia del arzobispo de Hamburgo Stefan Hesse.

Antes de su nombramiento como Arzobispo de Hamburgo, en enero de 2015, Mons. Hesse —nacido en Colonia en 1966— había estado al frente del departamento de Personal de la diócesis de Colonia de 2006 a 2012; a continuación, desempeñó el cargo de Vicario General entre 2012 y 2015. En el período de sede vacante de la diócesis —entre la renuncia del Cardenal Meisner en febrero de 2014 y el nombramiento del Cardenal Woelki en septiembre del mismo año— fue el Administrador diocesano, elegido por el Cabildo catedralicio de Colonia.

Precisamente es en relación con sus cargos en la diócesis de Colonia —y no por su ministerio como pastor de la diócesis de Hamburgo— por lo que Mons. Hesse presentó su dimisión al Santo Padre: el 18 de marzo, un bufete de abogados presentaba un informe pericial sobre los abusos sexuales en la diócesis de Colonia. La cuestión fundamental para dicho informe se centraba en la cuestión de si la autoridad eclesiástica —en el periodo comprendido entre 1975 y 2018— reaccionó adecuadamente cuando se informó de posibles abusos sexuales a menores o a personas encomendadas (p.ej. en residencias), de acuerdo con las normas vigentes en cada caso. El peritaje exoneraba al Cardenal Woelki, pero dejaba en entredicho la actuación de algunos responsables eclesiásticos; por ese motivo, el Cardenal relevó de sus cargos al obispo auxiliar Dominik Schwaderlapp y al vicario judicial Günter Assenmacher; al día siguiente presentaron sus renuncias tanto otro obispo auxiliar de Colonia, Ansgar Puff, como Mons. Stefan Hesse.

El 27 de marzo, el Papa accedía, a petición de Hesse, a la “solicitud de retirarse provisionalmente de la dirección de la diócesis”. Mons. Hesse se retiró a un convento; la dirección de la diócesis fue asumida provisionalmente por el Vicario General Ansgar Thim. 

En el comunicado citado se hace referencia a que “la actuación de Mons. Hesse fue tratada en el contexto de la Visitación Apostólica del arzobispado de Colonia, celebrada del 7 al 14 de junio de 2021 por el Cardenal Anders Arborelius, obispo de Estocolmo, y Mons. Johannes van den Hende, obispo de Rotterdam”.

Dicho comunicado continúa diciendo: “Tras un examen minucioso de los documentos recibidos, la Santa Sede ha constatado que durante el período en cuestión se produjeron errores en la organización y en los métodos de trabajo de la Vicaría General del Arzobispado, así como errores personales de procedimiento por parte de Mons. Hesse. Sin embargo, la investigación no ha demostrado que se cometieran con la intención de encubrir casos de abusos sexuales. El problema básico, en el contexto más amplio de la administración de la archidiócesis, fue la falta de atención y sensibilidad hacia los afectados por los abusos”.

En el último párrafo, el escrito comunica la decisión del Papa: “Teniendo en cuenta que el Arzobispo ha reconocido humildemente los errores que cometió en el pasado y que puso su cargo a disposición, el Santo Padre, tras considerar las evaluaciones que le han llegado a través de los visitadores y de los dicasterios de la Curia Romana implicados, ha decidido no aceptar la renuncia de Mons. Hesse, sino que le pide que continúe su misión como Arzobispo de Hamburgo con espíritu de reconciliación y servicio a Dios y a los fieles confiados a su cuidado pastoral. Para ello, el Santo Padre invoca la bendición de Dios sobre el Arzobispo Hesse y la Archidiócesis de Hamburgo, por intercesión de la Santísima Virgen María y de San Ansgar”.

En una carta dirigida a los fieles de la Archidiócesis, Mons. Hesse agradece al Santo Padre “su clara decisión y la confianza que con ello me otorga”. Al mismo tiempo, comunica que retoma —“por voluntad expresa del Papa”— sus funciones; pero reconoce: “soy plenamente consciente de que no será fácil”.

Mons. Hesse asegura que “será necesario recomenzar” y que hará “todo lo que está en mi mano para responder a los retos que se presentan”. Para concretar cómo será ese nuevo comienzo, “me asesoraré en un primer paso con los miembros de diferentes comisiones y personas de la archidiócesis. En una conversación abierta compartiremos desilusiones y dudas, pero también esperanzas y expectativas para un buen futuro”. Concretamente, Mons. Hesse anuncia que en dichas conversaciones, asesoramientos y decisiones de futuro “el criterio de nuestro actuar será la superación de la violencia sexual; mis y nuestros esfuerzos se dirigirán a hacer cada vez más justicia a los afectados por la violencia sexual y sus dolorosas experiencias”.

Por su parte, el Presidente de la Conferencia Episcopal, Mons. Georg Bätzing, ha publicado un comunicado con el siguiente tenor literal: “La decisión del Papa hecha pública hoy pone fin a un difícil período de incertidumbre para la archidiócesis de Hamburgo y para el arzobispo Stefan Hesse. Eso es bueno y estoy agradecido por ello. El arzobispo Hesse permanecerá en Hamburgo y, por tanto, seguirá siendo miembro de la Conferencia Episcopal Alemana. Deseo a la archidiócesis y a su arzobispo un buen nuevo comienzo en la responsabilidad conjunta, llevada por la confianza mutua. Gran parte de lo que tuvo que dejarse de hacer en los últimos seis meses puede abordarse ahora con renovado vigor. A todos los que ahora puedan sentirse confundidos, les pido que confíen en que el Papa ha tomado una decisión, sobre la base de consultas, bien meditada y fundamentada”.

Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica