España

Cáritas ha atendido a más de medio millón de nuevas personas este año

Los datos presentados hoy por Cáritas española reflejan las duras consecuencias de los cierres de negocios, los despidos y la agudización de situaciones previas de vulnerabilidad y pobreza con la pandemia de Covid19.

Maria José Atienza·9 de marzo de 2021·Tiempo de lectura: 4 minutos
pobreza
Foto: Brandon Green/ Unsplash

Una de cada tres personas que ha acudido a Cáritas desde el inicio de la pandemia era nueva en esta situación o hacía más de un año que no acudía buscando ayuda. Son las primeras cifras de la crisis provocada por el Covid 19 en la economía de millones de familias en nuestro país. Así lo han expuesto el presidente y la secretaria general de Cáritas, Manuel Bretón y Natalia Peiro, quienes, junto al coordinador del Equipo de Estudios, Raúl Flores, han presentado un informe con datos detallados sobre las acciones desarrolladas desde marzo de 2020 por el conjunto de las 70 Cáritas Diocesanas del país.

La respuesta de Cáritas en España

Natalia Peiro ha destacado la incidencia que “las restricciones a la movilidad y el empeoramiento en las condiciones de vida de la población” tuvieron sobre la red estatal de recursos de acogida y asistencia. “Sólo en los primeros meses de la pandemia —ha señalado la secretaria de Cáritas — las demandas de ayuda que recibieron en toda España las Cáritas se incrementaron un 57% y hubo períodos y determinados espacios territoriales en los que muchas Cáritas vieron cómo se triplicaban las solicitudes de ayuda”.

Una situación que ha obligado a Cáritas a reinventarse y a centrar su respuesta ante el Covid en tres aspectos concretos:

  • Mantener el apoyo a las familias con las que ya se estaba trabajando, y cuya situación se ha agravado con esta crisis.
  • Acompañar a las familias que acuden por primera vez a causa de la precariedad sobrevenida ante esta realidad.
  • Adaptar la acción de voluntarios y contratados a la nueva situación impuesta por el distanciamiento social para garantizar el acompañamiento a las personas que demandan el apoyo de Cáritas.

Además de esto, Cáritas activó un Acompañamiento 2.0 basado en la multiplicación de la escucha telefónica y el uso de aplicaciones digitales de conexión, el apoyo escolar o las clases de español telemáticas, el recurso a transferencias económicas para sustituir las ayudas en especie o la recepción on line de documentación. Se trata de asegurar un seguimiento en el acompañamiento personalizado, incorporando medidas de prevención y seguridad, y, durante las semanas de confinamiento, así como avanzar en la dignificación del derecho a la alimentación, fomentando el uso de tarjetas solidarias; y el apoyo en el propio domicilio.

“Cáritas ante el Coronavirus”

Asimismo, en esta rueda de prensa han reconocido la explosión de solidaridad que la sociedad española mostró desde el inicio, y que se ha manifestado de manera muy intensa desde el lanzamiento, el 14 de marzo de 2020, de la campaña “Cáritas ante el Coronavirus”. Una campaña que se ha traducido en 70.666 donantes, cuyas aportaciones han sumado 65 millones de euros. De estos fondos, 34,5 millones de euros provienen de 67.094 donantes particulares y 30,3 millones de un total 3.572 empresas e instituciones. De los 65 millones de recaudación, 6,5 millones han sido donaciones en especie.

Cómo se han invertido

En términos de inversión económica a las necesidades de la pandemia, la Confederación Cáritas en España ha movilizado estas partidas económicas:

– 41.163.068 euros a ayudas directas, que han permitido a las familias acompañadas cubrir en parte necesidades tan básicas como la alimentación, la higiene, los gastos de vivienda o de suministros.

– 991.963 euros a material sanitario y de protección, tanto para las familias atendidas como para nuestro personal y para los centros y dispositivos de atención directa.

– 1.014.634 euros para la contratación de personal de refuerzo para aquellos proyectos que se han visto desbordados.

– 3.307.160 euros de apoyo a la infancia. Dentro de este capítulo se ha dado respuestas a las necesidades especiales de familias con niños, niñas y adolescentes, donde junto a las demandas materiales básicas (añadidas a las que ya existían con anterioridad a causa de la pérdida de muchos empleos), surgen otras derivadas de la gestión a distancia del curso escolar, como son la necesidad de equipos y acceso a internet, o de apoyo escolar a distancia, por ejemplo.

– 2.444.290 euros para atender las necesidades de la acción internacional. Cáritas Española ha apoyado un total de 65 proyectos, que ha sido respaldada con fondos aportados por más de la mitad de las Cáritas Diocesanas de nuestro país.

Hogares sin ningún ingreso

Como señaló Raúl Flores, siguiendo los datos del último Informe del Observatorio de la Realidad Social de Cáritas Española, 258.000 personas acompañada por Cáritas viven en hogares que no cuentan con ningún ingreso económico; es decir, son 75.000 personas más que antes del comienzo de esta crisis. Esto se traduce en que más de 825.000 personas acompañadas por Cáritas están en situación de pobreza severa. Muchos hogares no pueden afrontar los gastos de suministro de sus viviendas y un El 16% de las familias (cerca de 77.000) se han visto obligadas a cambiar de residencia para disminuir los gastos.

Personas solas y sin techo

La soledad ha sido otra de los dramas impuestos por la pandemia. una realidad que se ha visto endurecida por el aislamiento forzoso y la limitación de movimientos, especialmente en el caso de personas mayores y quienes las cuidan, ya sean empleadas o familiares.

En Cáritas, antes de la pandemia contaba ya con 29 centros residenciales, 12 centros de día, 2 casas hogar, 4 pisos tutelados, más de 4 unidades de convivencia y/o apartamentos acompañados. Además, la Confederación cuenta con 30 programas de acompañamiento en el domicilio, tanto en zonas urbanas como rurales. En conjunto, supone un total de más 7.000 personas mayores acompañadas por Cáritas. Gracias a la colaboración de muchas personas, se ha podido incrementar notablemente en todos estos meses el número de mayores acompañados, hasta llegar a casi 11.000 en estos momentos.

El impacto que de la Covid ha sido, también, tremendamente costoso para las personas que carecen de un hogar . La pandemia ha hecho aún más difícil el acceso a espacios de higiene y/o aislamiento. Dormir en la calle o permanecer en alojamientos temporales o de emergencia ha expuesto, además, a un alto riesgo de transmisión del virus a las personas sin hogar, una población ya de por sí de alto riesgo médico. Una realidad que se puso de manifiesto el pasado noviembre en la Campaña de personas sin Hogar.

En esta línea la pandemia ha obligado a diversificar la respuesta a las necesidades de estas personas para, entre otras medidas, adaptar los recursos de acogida y alojamiento, y dotarlos de mayor flexibilidad horaria; adecuar y rehabilitar espacios para acoger a las personas sin hogar. De hecho, durante estos meses Cáritas ha puesto en marcha 13 nuevos centros y más de 1.400 nuevas plazas para personas sin hogar.

Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica