Iniciativas

Caminos de Europa: Francia. La Via Podiensis de Le Puy en Velay

La Vía Podiensis, también llamada “ruta del Puy”, es uno de los 4 caminos principales que atraviesan Francia y convergen hacia España y luego hacia Santiago de Compostela.

José Luis Domingo·23 de agosto de 2021·Tiempo de lectura: 2 minutos
Le puy en velay
Le Puy en Velay

Comienza en Le Puy en Velay y atraviesa los Pirineos por el puerto de Roncesvalles. Si es en gran medida la más “popular” de las grandes rutas de peregrinación a Santiago en Francia, se debe sin duda a este primer tramo: desde Le Puy a Conques, que se ha convertido casi en una “peregrinación” en sí misma. Una parte del camino con la que muchos se dan por satisfechos. Con una longitud de aproximadamente 300 kilómetros, lo que representa unos quince días de marcha para el excursionista “clásico”, esta ruta puede ser, en efecto, un viaje muy hermoso en sí mismo. En efecto, por sus lugares excepcionales, la belleza y la diversidad de los paisajes, puede colmar muchas expectativas. Y luego, entre espacios salvajes, riberas y lugares bucólicos, nos sumerge quizás más que ninguna otra en una “dulce Francia” soñada pero muy real.

La Via Podiensis tiene su origen en el nombre de la ciudad de Le Puy-en-Velay, desde donde el obispo Godescalc partió hacia Compostela en el año 950 d.C., acompañado de un numeroso grupo de personas como trovadores, juglares, pajes, barones, senescales y, por supuesto, arqueros y lanceros para protegerlos. El obispo fue entonces el primer peregrino no español que peregrinó a Compostela.

La ruta de Le Puy en Velay a Conques atraviesa 4 regiones ricas en flora, fauna y diversidad geológica: el Velay volcánico, la meseta de Margeride, las alturas de Aubrac y el valle del Lot. Paisajes de una belleza impresionante, como la vista de las gargantas del Allier o la salvaje meseta de Aubrac.

Llegados a Conques, para muchos será el final del viaje. Será el momento de volver a subirse a un autobús y regresar a su vida profesional, a su vida cotidiana. Es cierto que este trayecto casi perfecto, frecuentado ciertamente, pero sin llegar a la multitud de personas que recorren el Camino en España, puede constituir realmente un viaje en sí mismo. Pero continuar, o volver más tarde para seguir caminando, también merece la pena. En primer lugar, porque unas pocas etapas más tarde, se puede recorrer el hermoso valle del Célé, y también porque el camino a Compostela continúa, simplemente, a través de regiones muy hermosas y rincones menos convenientes, ¡pero eso también es parte del viaje! Le Puy-Conques es ciertamente muy bonito, agradable y lleno de sorpresas. Pero es casi demasiado perfecto para apreciar plenamente el carácter tan contrastado de la peregrinación a Santiago, que a veces sumerge al peregrino, en un entorno monótono, para facilitarle quizás la confrontación consigo mismo. El nómada no se pone en marcha si no tiene una tierra prometida con la que soñar; que termina siendo muchas veces una conversión grande o pequeña del corazón del peregrino que se proclama heraldo de su propia transformación.

El peregrino al igual que el héroe de la mitología griega se aventura fuera del mundo de la vida ordinaria y entra en un lugar de maravillas sobrenaturales; allí se enfrenta a fuerzas fabulosas y obtiene una victoria decisiva; el héroe regresa de esta misteriosa aventura dotado del poder de otorgar beneficios al hombre, su prójimo.

Camino de Santiago, camino hacia un lugar sagrado, los peregrinos sienten cada iglesia por la que pasan como su propia casa y los ateos encienden velas y reciben bendiciones.

El autor

José Luis Domingo

Corresponsal de Omnes en Francia.

Colabora

¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula

Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica