Argumentos

El magisterio de los Papas en los conflictos armados

Papas por la paz en tiempos de guerra. De Benedicto XV y Pío XII a Francisco es el título del encuentro, promovido por el Comité Papa Pacelli - Asociación Pío XII, que tuvo lugar en el Instituto María Santísima Bambina, en Roma. El objetivo de la sesión fue reflexionar sobre el magisterio de los Papas en los conflictos armados.

Antonino Piccione·24 de junio de 2022·Tiempo de lectura: 4 minutos

Traducción del artículo al inglés

El encuentro, presidido por Dominique Mamberti, Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica, contó con la presencia de Massimo de Leonardis, Profesor de Historia de las Relaciones Internacionales (Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán); Johan Ickx, Director del Archivo Histórico de la Secretaría de Estado del Vaticano (Sección Relaciones con los Estados); y Andrea Tornielli, Director Editorial de Vatican Media. El magisterio de los Papas en los conflictos armados no es un tema menor que nazca de la guerra de Ucrania.

Nuevo libro del Papa

Las reflexiones del Papa Francisco contenidas en su reciente publicación Contra la guerra. Il coraggio di costruire la pace (publicado por Solferino), muestran la necesidad de la fraternidad y denuncian el absurdo de la guerra. Son páginas impregnadas del sufrimiento de las víctimas en Ucrania, de los rostros de quienes sufrieron el conflicto en Irak, de los acontecimientos históricos de Hiroshima y del legado de las dos guerras mundiales del siglo XX.

Francisco identifica en la codicia por el poder, en las relaciones internacionales dominadas por la fuerza militar, en la ostentación de los arsenales bélicos, las motivaciones profundas de las guerras que aún hoy tiñen de sangre el planeta. Enfrentamientos que siembran la muerte, la destrucción y el resentimiento y que traen nuevas muertes y nuevas destrucciones, en una espiral a la que sólo la conversión de los corazones puede poner fin.

El Magisterio papal sobre la guerra

El diálogo como arte político, la construcción artesanal de la paz, que parte del corazón y se extiende al mundo, la prohibición de las armas atómicas y el desarme como opción estratégica son las indicaciones concretas que Francisco nos confía para que la paz se convierta realmente en el horizonte compartido sobre el que construir nuestro futuro. Porque nada verdaderamente humano puede nacer de la guerra.

El pontífice sigue la estela del magisterio de sus predecesores: La súplica con la que en 1962 San Juan XXIII pidió a los poderosos de su tiempo que detuvieran una escalada bélica que podría haber arrastrado al mundo al abismo del conflicto nuclear; la fuerza con la que San Pablo VI, hablando en 1965 en la Asamblea General de las Naciones Unidas, dijo: «¡Nunca más la guerra! Nunca más la guerra»; los numerosos llamamientos a la paz de San Juan Pablo II, que en 1991 calificó la guerra de «aventura sin retorno».

«Desde el principio de mi servicio como obispo de Roma -se lee en la introducción del volumen- he hablado de la Tercera Guerra Mundial, diciendo que ya la estamos viviendo, aunque todavía a trozos. Esas piezas se han hecho cada vez más grandes, soldándose entre sí. En este momento hay muchas guerras en el mundo, que causan un inmenso dolor, víctimas inocentes, especialmente niños. Guerras que provocan la huida de millones de personas, obligadas a abandonar su tierra, sus hogares, sus ciudades destruidas para salvar sus vidas. Estas son las muchas guerras olvidadas que reaparecen ante nuestros ojos desatentos de vez en cuando».

La locura de la guerra

Lejos de ser la solución a los conflictos, para Francisco la guerra «es una locura, la guerra es un monstruo, la guerra es un cáncer que se alimenta de sí mismo engulléndolo todo». Además, la guerra es un sacrilegio, que «causa estragos en lo más precioso de nuestra tierra, la vida humana, la inocencia de los pequeños, la belleza de la creación».

La solución es más bien la que propone la encíclica Fratelli tutti: utilizar el dinero que se gasta en armas y otros gastos militares para crear un Fondo Mundial destinado a eliminar definitivamente el hambre y favorecer el desarrollo de los países más pobres, para evitar atajos violentos o engañosos. Una propuesta que el Santo Padre siente la necesidad de renovar «también hoy, especialmente hoy». Porque «hay que parar las guerras, y sólo pararán si dejamos de alimentarlas».

Pío XII y los judíos

Otro libro –Pío XII y los judíos (Rizzoli 2021)- ofrecerá probablemente la oportunidad de arrojar luz sobre la obra de Pío XII, con referencia a las intervenciones deseadas por el Pontífice, coordinadas por el Secretario de Estado, el cardenal Luigi Maglione, y realizadas por altos prelados como Domenico Tardini y Giovanni Battista Montini (el futuro Pablo VI). «Los documentos inéditos de Pío XII», escribe Ickx, «contrarrestan la falsa narrativa anteriormente aceptada por muchos».

El Papa, de hecho, «organizó una red de vías de escape para las personas en peligro y supervisó una red de sacerdotes que operaban en toda Europa con un único objetivo: salvar vidas siempre que fuera posible». Se trata de la llamada lista de Pío XII, la «serie judía» del archivo histórico de la Secretaría de Estado. Una serie particular, ya desde su nombre (las demás llevan nombres de países concretos), que contiene unas 2.800 peticiones de intervención o ayuda y que atestigua hasta qué punto la suerte de esos pobres estaba cerca del corazón del Papa. La serie muestra el destino de más de 4.000 judíos, algunos de ellos bautizados como católicos pero de origen judío (pero a partir de cierto momento ni siquiera el bautismo impidió las deportaciones).

Las solicitudes abarcaron el periodo de 1938 a 1944 y se intensificaron durante los años cruciales de la guerra. No siempre fue posible salvar a todo el mundo, pero la «serie judía» «demuestra más allá de toda duda razonable», dice Icks, «que Pío XII y su equipo hicieron todo lo posible para ofrecer asistencia también a los que profesaban la fe judía».

El autorAntonino Piccione

Colabora
¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Más en Omnes
Newsletter La Brújula Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica