Vaticano

 «Zaqueo nos enseña que nunca está todo perdido»

El Papa Francisco ha destacado, comentando el evangelio del domingo XXXI del Tiempo Ordinario, que refiere el encuentro de Cristo con Zaqueo, cómo "el cruce de miradas entre Zaqueo y Jesús parece resumir toda la historia de la salvación".

Maria José Atienza·30 de octubre de 2022·Tiempo de lectura: 2 minutos
papa angelus

El Papa en el Ángelus el 30 de octubre de 2022

El Papa Francisco ha comentado la historia de las «búsquedas» que recoge el evangelio de este domingo subrayando que «Zaqueo «buscaba ver quién era Jesús» (v. 3), y Jesús, tras haberlo encontrado, afirma: «El Hijo del Hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido» (v.10). Detengámonos un momento en las dos miradas que se buscan: la mirada de Zaqueo que busca a Jesús, y la mirada de Jesús que busca a Zaqueo».

Recordando la «baja estatura» de Zaqueo que señala el evangelista unida a su posición preminente, aunque odiada, en su pueblo, el Papa ha destacado que «Zaqueo se arriesgó a que se burlasen de él para ver a Jesús, hizo el ridículo. Zaqueo, en su bajeza, siente la necesidad de buscar otra mirada, la de Cristo. Aún no lo conoce, pero espera a alguien que lo libere de su condición —moralmente baja—, que le haga salir de la ciénaga en la que se encuentra».

Un ejemplo, ha continuado el Santo Padre, que que siempre se puede buscar y encontrar a Dios: «Zaqueo nos enseña que, en la vida, nunca está todo perdido. Por favor: ¡nunca está todo perdido, nunca! Siempre podemos dar espacio al deseo de recomenzar, de reiniciar, de convertirnos».

Además el Papa ha calificado la historia de Zaqueo como la historia de «las miradas de Dios»: «Dios no nos ha mirado desde lo alto para humillarnos y juzgarnos, no; por el contrario, se ha rebajado hasta lavarnos los pies, mirándonos desde abajo y restituyéndonos la dignidad. Así, el cruce de miradas entre Zaqueo y Jesús parece resumir toda la historia de la salvación: la humanidad con sus miserias busca la redención; pero, ante todo, Dios con su misericordia busca a la criatura para salvarla».

«La mirada de Dios», ha afirmado el Papa «no se detiene nunca en nuestro pasado lleno de errores, sino que ve con infinita confianza lo que podemos llegar a ser» y ha animado a los presentes a «tener la mirada de Cristo, desde abajo, que abraza, que busca al que está perdido, con compasión». 

Recuerdo para las víctimas de Mogadiscio y Seúl

En sus saludos tras el rezo del Ángelus, el Papa ha querido elevar su recuerdo y su oración por «las víctimas del atentado terrorista que, en Mogadiscio, ha causado la muerte de más de cien personas, entre ellas numerosos niños. ¡Que Dios convierta el corazón de los violentos!» así como «por quienes han muerto esta noche en Seúl —sobre todo jóvenes— debido a las trágicas consecuencias de una repentina estampida de la multitud».

Como en las últimas apariciones del Santo Padre, tampoco ha olvidado «el dolor de nuestro corazón, de la martirizada Ucrania» pidiendo continuar orando por la paz.

Colabora
¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Newsletter La Brújula Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica