América

La sombría idolatría de las armas en Estados Unidos

El pasado 4 de julio, Día de la Independencia en Estados Unidos, un hombre abrió fuego con su rifle y dejó seis muertos y 25 heridos cerca de Chicago (Illinois). Hubo tres muertos más y 7 heridos en un tiroteo en Gary (Indiana), y otro tiroteo en Filadelfia. Greg Erlandson, director de Catholic News Service, analiza la violencia armada en el país.

Greg Erlandson·7 de julio de 2022·Tiempo de lectura: 3 minutos
armas usa

Foto: Manifestación contra las armas en EEUU ©CNA Photo

Traducción del artículo al inglés

A mediados de junio de 2022 se han producido ya más de 260 tiroteos masivos en Estados Unidos, definidos como cuatro o más víctimas mortales o heridas. Pero tres masacres recientes ―en un supermercado de Buffalo, Nueva York, con 10 muertos, en una escuela de Uvalde, Texas, con 21 muertos, entre ellos 19 alumnos de cuarto grado, y en un hospital de Tulsa, Oklahoma, con cuatro muertos―, han sacudido a la nación.

Un sitio web satírico llamado The Onion señala muchos de los tiroteos masivos con el mismo titular: “‘No hay forma de prevenir esto’, dice la única nación en la que esto ocurre con regularidad».

La obsesión de los estadounidenses por las armas y su disposición a utilizarlas contra los demás y contra ellos mismos se considera cada vez más una crisis de salud pública,

pero existe poca voluntad política para abordarla. Se cree que en Estados Unidos hay ahora más armas que personas. Se calcula que el 42% de los hogares estadounidenses poseen armas. Los que lo hacen es probable que posean más de una.

Las ventas de armas se disparan

¿Qué pasa con los estadounidenses y las armas? Algunos lo achacan a nuestros mitos del Salvaje Oeste, a los vaqueros y a los pistoleros. Algunos culpan a Hollywood o a los videojuegos. Algunos lo atribuyen a una sociedad que ya no confía en su policía, teme a su gobierno y teme a sus conciudadanos. Las ventas de armas se dispararon durante la pandemia. Las ventas de armas se disparan después de las masacres. Las ventas de armas se disparan en los buenos y en los malos tiempos, pero especialmente en los malos.

Las armas son talismanes de seguridad. Una de las muchas ironías de la cultura de las armas en Estados Unidos es que la solución a los tiroteos suele ser más armas. Los legisladores de Ohio y otros estados proponen ahora que los profesores vayan armados mientras imparten clase.

El rifle más vendido en Estados Unidos es el semiautomático que suele llamarse AR-15. Es una imitación de un rifle militar, y mata de forma fea, haciendo volar a los objetivos en lugar de una herida de entrada y salida limpia. Algunos de los niños de 10 años abatidos en Uvalde tuvieron que ser identificados por sus zapatos o su ropa porque sus cabezas no eran identificables.

Mueren más niños que policías

Sin embargo, el verdadero horror de la idolatría de Estados Unidos por las armas no son los tiroteos masivos. Es el hecho de que hay más de 40.000 muertes por armas de fuego cada año, y más del 50% de todas las muertes por armas de fuego son suicidios. Las armas no sólo matan a los malos o a los desconocidos. Las armas matan a sus propietarios.

En un discurso reciente, el presidente Joseph Biden declaró que, en los últimos 20 años, “han muerto por armas de fuego más niños en edad escolar que agentes de policía en servicio y militares en activo juntos”. Hubo 42.507 muertes de niños de 5 a 18 años. De policías y militares: 29.110.

Los obispos de EEUU han defendido sistemáticamente leyes más estrictas sobre las armas de fuego al menos desde 1975. En una carta dirigida al Congreso el 3 de junio, después de las tres masacres recientes, los obispos dijeron que apoyaban la prohibición total de las armas de asalto y la limitación del acceso de los civiles a las armas de gran capacidad y a los cargadores de munición. También citaron su apoyo a la comprobación universal de antecedentes para todas las compras de armas.

Impacto de la violencia

“La violencia armada es una cuestión provida cuando se empiezan a ver las estadísticas y el impacto que la violencia armada tiene en la vida y el impacto destructivo que tiene en la sociedad”, dijo la hermana Mercy Mary Haddad, presidenta de la Asociación Católica de Salud.

Pero con el Congreso en un estancamiento político y los republicanos bloqueando una posible legislación para limitar el acceso a las armas, muchos estadounidenses simpatizan con la indignación del obispo Daniel Flores de Brownsville (Texas) ante la noticia de la masacre de Uvalde:

“No me digan que las armas no son el problema, sino la gente. Estoy harto de oírlo”, tuiteó el obispo Flores el 25 de mayo. “La oscuridad primero se lleva a nuestros niños que luego matan a nuestros niños, usando las armas que son más fáciles de obtener que una aspirina. Sacralizamos los instrumentos de la muerte y luego nos sorprendemos de que la muerte los utilice”.

Colabora
¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Más en Omnes
Newsletter La Brújula Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica