España

Cáritas Ceuta: dignificar a quienes tienen necesidad

En pleno 75 aniversario de Cáritas Española, se cumplen pronto casi cinco años de la puesta en marcha del Centro de Distribución de Ayuda Básica Virgen de África, que gestiona Cáritas diocesana de Ceuta para centenares de familias. Manuel Gestal lo cuenta a Omnes.

Francisco Otamendi·11 de agosto de 2022·Tiempo de lectura: 5 minutos

Foto: Manuel Getal, Director de Cáritas en Ceuta

“Los puntos clave de la acción de Cáritas son las personas, manifestó a Omnes Natalia Peiro, secretaria general de Cáritas Española, en una entrevista concedida con ocasión de los 75 años. ¿Qué ha cambiado y qué permanece desde su nacimiento?, le preguntaba María José Atienza. Y Natalia Peiro respondió: “Permanece la raíz. Nuestros pies están fundados en el Evangelio, en la comunidad cristiana. Cáritas es una expresión de esa comunidad cristiana y eso sigue siendo así en todos los países del mundo. Permanece esa razón de ser que nos dice que nuestra tarea es una expresión de nuestra fe. Y permanece, siempre, el servicio a todos, sin excepción, sin preguntar de dónde vienes o cómo son”.

Estas palabras se pueden aplicar al pie de la letra a Cáritas diocesana de Ceuta, ciudad autónoma española de 83.000 habitantes, cuyo enclave geográfico han podido constatar estos años que no es lo más reposado del mundo. Para comentar los retos de esta Cáritas diocesana ceutí, Omnes ha contactado con Manuel Gestal, su director. 

Además, a finales de noviembre hará cinco años desde que Mons. Rafael Zornoza Boy, objipo de Cádiz y Ceuta, bendijo las instalaciones del Centro de Distribución de Ayuda Básica “Virgen de África”, gestionado por Cáritas diocesana de Ceuta, y convertido en elemento de referencia en la atención a las familias necesitadas y en la gestión de los recursos.

“Se les atiende, se les escucha”

“El Centro de distribución es un modo de dignificar a quienes tienen necesidad. No se le da una bolsa, sino que se les atiende, se les escucha… Aunque ellos vengan por el tema material, se llevan algo más y se les trata con la mayor dignidad”, señaló antes de la pandemia Manuel Gestal en la web del obispado de Cádiz y Ceuta. 

Ahora, hace pocas semanas, el director de Cáritas Ceuta ha subrayado a Omnes alguna de sus peculiaridades: “Se trata de un centro que Cáritas diocesana ha puesto al servicio de las parroquias. Lo más importante es señalar que antes los equipos de Cáritas de las parroquias eran autónomos, y cada uno, según sus posibilidades, repartía a sus usuarios el dinero que tenían. Con el Centro de distribución, hemos conseguido acabar con los términos usuario de parroquias ricas y usuario de parroquias pobres”. 

“Ahora, cualquier usuario, sea de la parroquia que sea, recibe exactamente lo mismo. Lo que miramos fundamentalmente para las ayudas es el número de miembros de la unidad familiar. Y en función de eso se destina una cantidad de puntos, y van haciendo una compra, con pequeños límites, de tal manera que sea una compra responsable. Que es lo que pretendemos también”.

“El sueldo durará toda la eternidad” 

Antes de comentar los desafíos que tiene el Centro de Distribución, y la propia Cáritas en la zona, Manuel Gestal explica su trayectoria de estos años. El año que viene, en julio de 2023, Gestal cumplirá seis años en su segunda etapa como director de Caritas diocesana de Ceuta. Pero desde 2009 estuvo ya al frente. En total, lleva 14 años impulsando y dirigiendo la atención de los más necesitados en la Ciudad autónoma. 

Transcribimos brevemente esta parte del diálogo, porque invita a la reflexión: ¿Le da tiempo para atender a sus otras cosas, a su familia? “Me jubilé el año pasado. Antes he estado simultaneando todo. El sueldo es bueno”, dice con buen humor, porque en realidad es un voluntario. “Espero me lo den cuando llegue allá arriba. El sueldo durará toda la eternidad. Todo esto es muy gratificante. Sentirse útil es importante”. Se nota que el obispado confía mucho en usted porque no le sueltan, le decimos, y contesta: “Mi objetivo está en los 70 años. Tengo 66, o sea, me quedan 4”. 

En cuanto a la tarea actual, Gestal explica que “hay siete Caritas parroquiales en Ceuta, y atendemos a unas 600 familias al mes, con una media de entre 4 y 5 personas por familia, por lo que se presta una atención a alrededor de 2.500 personas en la actualidad. Estamos en total entre 40 y 50 voluntarios. En el Centro de Distribución hay 5 trabajadores”.

Sin embargo, enseguida pasamos a los retos inmediatos, que tienen que ver con el país vecino. “En cuanto a necesidades, ahora mismo estamos en un ”stand by”. Se ha abierto la frontera con Marruecos, y seguramente subiremos. Oscila mucho con los planes de empleo de la ciudad”.

“En el 2020, cuando comenzó la pandemia, pegamos una bajada importante”, añade, “porque muchas de las personas asistidas nuestras vivían a caballo entre Marruecos y Ceuta. Les cogió el cierre de la frontera en Marruecos, y allí se quedaron. El lunes han abierto la frontera y seguramente lo notaremos. Pero entonces, cuando cerraron la frontera en el 20, notamos un bajón de más de cien familias, entre cien y doscientas. Porque andábamos en torno a 800 ó 900 familias al mes. Durante la pandemia ha habido altas y bajas, pero a día de hoy, estamos atendiendo a unas 600 familias, con tendencia al alza”, comenta.

Acogida en parroquias, base de datos

El primer paso sigue siendo la acogida en las parroquias. “Son nuestra base, no podemos prescindir de ellas. Los equipos de Cáritas de las parroquias siguen funcionando y ellos son los responsables de los archivos, de hacer la acogida.  Al Centro le comunican cuándo gente va a acudir al mes siguiente. Y nos dicen: tengo siete altas, o tres bajas. Y vamos haciendo las previsiones para la compra, y para que las estanterías estén llenas, explica Manuel Gestal.

“Los directores de las parroquias van al Centro de Distribución con la lista de los asistidos, los usuarios, según el número que tengan, y no deben acumularse, porque el número de personas permitido son ocho”, añade. “Y lo que se llevan ya lo controlamos nosotros. En unos sitios tenemos códigos de puntos y en otros de colores, para ver la cantidad que pueden recibir. Al final, pasan por una caja, como en un supermercado normal; la cajera, que es una persona contratada, controla que los puntos coinciden con lo que se está llevando. De este modo, cualquier usuario de cualquier parroquia recibe y se controla en función del número de miembros de la unidad familiar”.

En paralelo, se ha creado una base de datos nacional, que da transparencia a todo el proceso. “Nosotros, todas las ayudas que hacemos, las cargamos en una base de datos, a la cual tienen acceso la ciudad, la consejería de Asuntos Sociales de la Ciudad de Ceuta, y la consejería de Hacienda. De tal manera que cualquier usuario nuestro, o persona registrada que autorice la Administración, o con certificado propio para acceder a ella, porque son asuntos delicados y no puede acceder cualquiera. Hay que señalar que un usuario cualquiera, autorizado naturalmente, que tenga acceso a la base nacional de datos de sus regiones, mete el DNI de una de nuestras personas, y puede tener todo lo que ha recibido durante los últimos tres años, me parece. Esa base de datos es de Hacienda, y es transparente”. 

“Cuando un usuario sale por la puerta, entra en esa base nacional de datos, y las personas autorizadas pueden ver, con ese DNI, las familias que se han llevado, por ejemplo, cien euros en alimentos de Cáritas diocesana de Ceuta. Esto en el instante que sale por la puerta, porque ya está registrado, antes de salir”.

Principales benefactores

Para concluir, parecía natural preguntar al director de Cáritas diocesana de Ceuta por sus principales benefactores, los que más aportan. Esta ha sido su respuesta: “La mayoría es del fondo FEGA (Fondo Europeo de Garantía Agraria), lo que viene de Europa; luego está la subvención de la Ciudad autónoma, de Ceuta, casi 200.000 euros; el Banco de Alimentos de Ceuta como tal, porque su misión es atender a las entidades que nos dedicamos a ayudar a los usuarios finales. y luego están las donaciones”.

El autorFrancisco Otamendi

Leer más
Colabora
¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Más en Omnes
Newsletter La Brújula Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica