Mundo

El jubileo de la Reina y su importancia para la Iglesia católica

La reina Isabel II ha contribuido a mejorar las relaciones con la Iglesia católica en el Reino Unido. Ha conocido a 5 Papas y, bajo su reinado, varios miembros de la Familia Real han entrado a formar parte de la Iglesia católica.

Sean Richardson·14 de junio de 2022·Tiempo de lectura: 4 minutos
Isabel II

El Papa Francisco y la Reina Isabel II en 2014 ©CNS photo/Vatican Media via Reuters

Este mes se celebra el Jubileo de Platino de la Reina Isabel II, 70 años desde su llegada al trono el 6 de febrero de 1952. Es la monarca que más tiempo ha reinado en la historia de Inglaterra. En todo el país, y en la Commonwealth, la gente se ha unido a las festividades para marcar esta importante ocasión para la Reina. 

Entre los que conmemoran este momento histórico, la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales estableció que, en todas las misas dominicales del 4 y 5 de junio de 2022, en cada parroquia, se rece por Su Majestad la Reina, incluyendo una intención en la Oración de los Fieles y al final de la misa.

El Papa Francisco incluso envió un telegrama para felicitar a Su Majestad; y ha donado un cedro del Líbano a la iniciativa Green Canopy de la Reina, un proyecto que invita a la gente de todo el Reino Unido a plantar un árbol para conmemorar el jubileo.

Estos gestos de afecto mutuo entre la familia real y la Iglesia católica muestran un paso histórico importante tanto para el Reino Unido como para el Vaticano.

Es importante recordar que no fue hasta 1829 cuando Inglaterra introdujo la Ley de Emancipación, restaurando la mayoría de los derechos civiles a los católicos.

Sin embargo, incluso después de esta ley, ha sido un largo camino para que los católicos sean aceptados públicamente dentro de la sociedad inglesa.

En el pasado, convertirse al catolicismo significaba a veces perder el estatus en la sociedad inglesa, como tuvieron que soportar San John Henry Newman y la madre de J.R.R. Tolkien, Mabel.

Isabel II: clave en la mejora de las relaciones con la Iglesia

Podría decirse que la reina Isabel II ha contribuido a mejorar las relaciones con la Iglesia católica en el Reino Unido. En 2014, ella y su marido, el Príncipe Felipe, el Duque de Edimburgo, incluso visitaron al Papa Francisco en el Vaticano para conmemorar el centenario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre el Reino Unido y la Santa Sede. Además, ha conocido personalmente a cinco papas, cuatro de ellos como Reina, y a Papa Pío XII, aun como Princesa.

Esto es bastante significativo, ya que antes del reinado de la reina Isabel II el primer soberano de Gran Bretaña que visitó al Papa fue el rey Eduardo VII en 1903, después de tres siglos y medio, seguido por el rey Jorge V en 1923.

Como Joseph Pearce, reconocido escritor católico y autor del nuevo libro de Ignatius Press «Faith of Our Fathers: Una historia de la verdadera Inglaterra», ha escrito para Omnes: «A diferencia de sus predecesores, la reina Isabel ha fomentado relaciones cálidas con el papado. En concreto, no ha sido tímida a la hora de reunirse con los numerosos papas que han ocupado la Cátedra de Pedro durante su largo e ilustre reinado. Ella conoció a Juan XXIII en el Vaticano en 1961 y se reunió con Juan Pablo II en tres ocasiones distintas: en el Vaticano en 1980, durante la histórica visita del Papa a Inglaterra en 1982, y una vez más en 2000. Conoció a Benedicto XVI durante su exitosa visita a Inglaterra en 2010, durante la cual beatificó a John Henry Newman, y al Papa Francisco en 2014».

Familiares católicos de Isabel II

Además, incluso dentro de la propia familia de la Reina y sus allegados se han producido conversiones al catolicismo. Como añade Joseph Pearce, «en 1994, la duquesa de Kent fue recibida en la Iglesia, el primer miembro de la familia real que se convirtió públicamente desde la aprobación del Acta de Establecimiento en 1701. Ese mismo año, Frances Shand Kydd, madre de la princesa Diana, también fue recibida en la Iglesia.

En 2001, Lord Nicholas Windsor, hijo del Duque y la Duquesa de Kent, fue recibido en la Iglesia, perdiendo así su derecho a la sucesión al trono según los términos del Acta de Conciliación.

En su bautismo de niño, Lord Nicholas tuvo como padrinos al heredero del trono, el príncipe Carlos, y a Donald Coggan, obispo anglicano de York y posteriormente arzobispo de Canterbury.

En 2006, tal y como exige la Ley de Matrimonios Reales de 1772, necesitó el consentimiento de la monarca para su matrimonio con una católica, siendo la concesión del permiso necesario por parte de la reina una prueba más de su actitud cordial hacia la Iglesia. Desde su conversión, Nicolás Windsor ha sido un incansable y abierto defensor de la protección de los niños no nacidos. En diciembre de 2019, el antiguo capellán anglicano de la reina Isabel, Gavin Ashendon, fue recibido en la Iglesia, habiendo servido a la reina como su capellán personal desde 2008 hasta 2017.» 

De una época en la que el catolicismo estaba prohibido, incluso brutalmente castigado, en Gran Bretaña, a la actual aceptación pública de la fe, incluso en el seno de la familia real, es una transición importante.

No oculta su fe

Aunque todavía hay barreras que superar, el ejemplo de perseverancia de la Reina, su voluntad de diálogo y, en definitiva, su compromiso total de servir a su nación es un testimonio de liderazgo inestimable para todos.

Como señaló el obispo de Shrewsbury, Mark Davies, durante su homilía de la fiesta de Pentecostés, «la Reina no oculta que es su fe cristiana la que le ha permitido responder a las innumerables exigencias de su vida a lo largo de siete décadas. Una vida marcada por un ritmo diario de oración y culto dominical que ha sido el hilo conductor de todos los cambios y convulsiones de su reinado. De hecho, en la era moderna es imposible imaginar cómo podría vivirse un servicio de tan larga duración sin ese sentido de vocación cristiana».

El reinado de la Reina dejará inevitablemente una huella significativa en la historia de Inglaterra y, al menos por el momento, muchos reflexionan sobre el futuro de la familia real una vez que ella se haya ido; y sobre el ejemplo que querrán dar.

El autorSean Richardson

Colabora
¿Quieres noticias independientes, veraces y relevantes?

Querido lector, Omnes informa con rigor y profundidad sobre la actualidad religiosa. Hacemos un trabajo de investigación que permita al lector adquirir criterio sobre los acontecimientos y las historias que suceden en el ámbito católico y la iglesia. Tenemos a firmas estrellas y corresponsales en Roma que nos ayudan a que la información de fondo sobresalga sobre el ruido mediático, con distancia ideológica e independencia.

Te necesitamos para afrontar los nuevos retos de un panorama mediático cambiante y una realidad que exige reflexión, necesitamos tu apoyo.

Colabora
Más en Omnes
Newsletter La Brújula Déjanos tu mail y recibe todas las semanas la actualidad curada con una mirada católica